Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología, Maestros de la imagen y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

domingo, 4 de mayo de 2008

Jerzy Skolimowski: "El absurdo es mi especialidad"






Por Agustín Mahieu

Los españoles tiene una antigua "boutade" (compartida por no pocos extranjeros) que dice que España no es Europa; incluso los informativos del tiempo hacen esa separación... sin embargo, ahora no esta tan lejos. Permite, por ejemplo, que Wim Wenders, Godard o Jerzy Skolimowski se larguen un par de días a Madrid a hablar de sus films. Citamos esos nombres porque fueron invitados por un complejo de salas, los "Alphaville", que además de organizar la mejor programación cinematográfica de Madrid con películas seleccionadas y triadas por ellos mismos (subtituladas, cosa rara aquí), se dan el lujo de traer a los directores para conversar con su publico. En estos días, llego Jerzy Skolimowski para hablar de "Trabajo clandestino" que se proyecta en una de las cinco salitas del "Alphaville". Por añadidura, el film es excelente.

El realizador polaco no ha cambiado mucho desde sus tiempos de "Deep end" e incluso de "Barrera". No fuma, bebe agua mineral y sigue practicando deportes -fútbol, tenis, ski- en el país que lo acogió desde hace tiempo, Inglaterra, y donde parece emerger, ahora, de un largo periodo de dificultades. "Trabajo clandestino" ha sido elegida la mejor película del año (1982) "lo que demuestra -dice- el sentido del humor de los ingleses ante mis sátiras. Si la hubiese hecho en Alemania y hubiese tratado así a sus habitantes, seguramente me hubieses echado". O sea que el antiguo guionista de Wajda (del cual no quiere hablar mucho) y el actor de "Circulo de engaños" de Volker Schloendorff no ha perdido ni su humor polaco (sardónico) ni su aspecto de joven boxeador (lo fue) que no ha arruinado su rostro con golpes irreparables. Posa un poco de "no intelectual", pese a que antes de pensar en el cine ya tenia una temprana fama de poeta y novelista, publicado antes de los veinte años. Precisamente, cuando se le pregunta sobre la habitual dificultad de los comienzos, observa: "Al contrario, entonces era más fácil para mí. Antes de los veinte años publicaron mis poemas; mi carrera de escritor se desarrollaba si trabas. No pensaba en el cine, entonces, Pero un día Andrzej Wajda me consulto (supongo que porque era muy joven en 1960) acerca de un libro suyo para un film sobre adolescentes. Lo leí y me pareció totalmente errado... Si yo hubiese sido cineasta, supongo que se lo hubiese elogiado, pero entonces no pensaba en eso; le dije que era una porquería. Curiosamente, Wajda no solo no se enojo sino que me pidió que le escribiese un guión sobre el tema. En una noche escribí 25 paginas. Descubrí entonces que escribir cine era fácil. Y Wajda lo acepto, fue "Los brujos inocentes". Bueno no fue una de sus mejores películas..."

Volviendo a su película mas reciente, "Trabajo clandestino", es la historia de un burócrata polaco que debe llevar a unos obreros de su misma nacionalidad a Londres, para construir una casa sin otros recaudos legales. El jefe de los obreros, Novak, les oculta la situación del país, entre otras mentiras, para que no sepan del golpe de Jaruselski. Esta visible relación con los acontecimientos conocidos no obsta para que el film se desarrolle como una comedia mas o menos absurda y sardónica, con un claro tono de ironía política. "Siempre hay diferentes motivaciones para cada film -dice Skolimowski- y en ese caso hay motivaciones polacas, por los especiales hechos acaecidos en Polonia y que me impresionaron mucho; por eso quería expresarlos. Es, creo, un film claro, sencillo y directo".





En cuanto a los pequeños robos que consuma el líder del grupo, Novak, Skolimowski observa: "La motivación del robo puede ser diversa, en "Pickpocket", de Bresson, el motivo tenia que ver con el sexo, como una compensación de una vida sexual frustrada. Pero en mi film, el líder piensa que ya no manda, que ha perdido poder frente a sus subordinados; que ha perdido poder y que cuando roma recobra el dominio de la situación. Psicológicamente, el robo es una forma de autoafirmacion..."

Saltando al pasado, observamos que hay una continuidad de carácter y puntos de vista en su obra -él absurdo, el humor tan polaco de la irrisión trágica- Skolimowski afirma tranquilamente: "El absurdo es mi especialidad..." Y aquí cabe un aparte: después de "Barrera", que ya era un film bastante provocativo sobre la ruptura entre la juventud de su país y el poder burocrático (entre otras muchas cosas), Skolimowski, como su amigo Polanski, tentó la aventura internacional, pero con menos resonancia... En realidad, no tuvo demasiada suerte, si de taquilla hablamos: "Le depart", coproducción franco-belga, intereso sobre todo a niveles de critica; luego hay un film hecho en Polonia, aun inédito, "Rece no gory" (1967), "Las aventuras de Gerard", hecho en Italia un año después, fue una interesante aventura frustrada, el mismo 1968, de nuevo en Polonia, "Hands up" queda también inédito... En 1970 realiza en Inglaterra un excelente "Deep end" y en 1972 "King, Queen, Knave", otro fracaso comercial. Un largo paréntesis precede su extraño y notable "El alarido" (The shout) basado en un relato de Robert Graves.

Cuando le preguntamos si también piensa que "El alarido" es un film de humor (que considera una de sus constantes), se queda un momento pensativo... "Si, lo introduje cuando pude, pero era difícil dentro de ese relato de Graves. ¿Por que lo he hecho? Es muy claro: hacia seis años que no hacia ninguna película y esa fue una oportunidad de hacer cine... En general, me gusta el absurdo, introduzco situaciones surrealistas pero basadas en situaciones reales, cotidianas..."

Skolimowski rehuye pertinazmente las preguntas que tratan de hacerlo definir como un "exiliado": "Hasta hace quince meses he viajado y alternado mi vida entre Inglaterra y Polonia. Y no me resulta difícil hacer cine en Londres... En realidad, como los cineastas ingleses se van a Estados Unidos, queda campo para los extranjeros... Además, he hecho cuatro películas en Polonia y ocho fuera de mi país... por lo tanto..."

"Me siento bien entre los dos paises -subraya después-. Si la situación cambia, podría seguir repartiendo mi tiempo... No me siento cortado de la vida polaca. Solo hace quince meses que he interrumpido esa manera de repartirme. Y la sangre polaca sigue latiendo en mis venas... En cuanto a quienes estén allá, es importante saber que pasara con la cultura. La vida cultural refleja la vida de todo un país. Si hay un impasse es que algo marcha mal..."





Volviendo a la realización de su film "Trabajo clandestino", Skolimowski relata la forma bastante original en que consiguió dinero para hacerla: "Había una cuestión difícil, tenia que resolver las cosas con premura. Había que terminarla antes del Festival de Cannes (1982) y por otra parte el protagonista, Jeremy Irons, disponía de un lapso limitado antes de otros compromisos. Recorrí todas las empresas productoras con mi guión y recibí sorpresas, pero al llegar el momento de empezar no disponía de un penique... Entonces recorrí la lista de los clubes de tenis mas snobs de Londres y fui al mas escogido a jugar. Llegue con mi raqueta y comencé a buscar entre los jugadores a un candidato... Allí vi a Michael White, un empresario teatral riquisimo, que también ha hecho algunas películas. Me las arregle para jugar con él y cada vez que cambiábamos de lado. Le deslizaba algunas palabras: "Voy a comenzar un film dentro de cuatro idas" -"¿Ah sí, que bien... ?" -"Tengo a Jeremy Irons como protagonista". -"Estupendo..." Pero él me ganaba los sets y veía que finalizaría el partido sin poder hacerle propuestas. Entonces comencé a resistirme mejor, aunque es un jugador muy bueno... Incluso comenzó a ganar un juego, y de pronto sospeche que si le ganaba seria peor... Entonces Chite se detuvo y me dijo "dejemos este juego estupido y hablemos de negocios". Al día siguiente firmamos el contrato y me dio casi un millón de libras..."

El éxito de "Moonlighting" en Cannes y la buena acogida británica que lo recibió (premio al mejor film) parece reafirmar a Skolimowski en su situación dentro de la cinematografía inglesa. Pero no piensa emigrar a Estados Unidos, como Polanski: "creo que tengo una idea mejor: hacer cine en Inglaterra con dinero americano. Tiene sus ventajas: me siento bien instalado aquí, se habla ingles y por añadidura los ingleses son algo mas sofisticados que los norteamericanos. Mi próxima película será muy distinta, una gran producción que abarcara desde principios del siglo hasta el presente".
Humor, deporte y un cierto antiintelectualismo más pragmático que real, definen aparentemente a este cineasta de indudable talento que asegura, con inocencia también aparente, que su reciente "Moonlighting" es un film "sencillo y realista", sin metáforas, "salvo las que usted quiera ponerle"...

También ironiza con la política y las ideologías. Cuando viene al caso su interpretación (excelente por otra parte) del fotógrafo indiferente que interpreta en "Circulo de engaños", comenta que no esta muy de acuerdo con la posición de Volker Schloendorff: "Sucede que yo, como vengo del este, soy un poco de derecha y Volker, que es un hombre de occidente, es mas izquierdista. No sé si esta claro lo que quiero decir..."

Sin embargo, no quiere hablar de política y quizá por eso trae a colación una anécdota mas: "En Deep end había una secuencia que me parece que era la mejor del film, un grupo de huelguistas de la Trade Unions se reúne en un baño turco que esta en las dependencias de la piscina. Su líder explica que la huelga que preparan tendrá por objeto conseguir la semana de cuatro idas. "Una vez conseguida -prosigue-, lucharemos por la de tres días y después por la de dos. Y por fin, llegaremos a la semana de un día, dentro de unos veinte años. Pongamos que elegiremos los miércoles. "Y entonces, entre los varones del baño se oye una voz tímida que pregunta: "¿Todos los miércoles?"

Y concluye Skolimowski: "La escena me gustaba mucho, pero creo que su impostacion política perturbaba el conjunto del film. Y por eso la corte".

Quizá interese relatar otra anécdota narrada por Skolimowski en la entrevista publicada por el periódico madrileño "El País". Cuando explica que es incapaz de hablar en términos políticos de lo que ocurre en países de Occidente, cuenta esta anécdota: Viajo, a Madrid en un vuelo cuyo destino ultimo era Buenos Aires. Leyendo un diario argentino, se encuentra con escandalosos titulares que hablan de una "emergencia nacional"; interroga a la azafata, por lo tanto, que dice no saber nada de lo que ocurre en su país "porque hace tres días que no vengo de allí". Skolimowski piensa que su situación en Europa Occidental es parecida a la de la azafata argentina: "Solo hace tres días que estoy aquí".


Filmografía

1960
Erotyk (adaptación)
Hamles (adaptación)
Oko wykol (adaptación)
Pieniadze albo zycie (adaptación y dirección)
Niewinni czarodzieje (autor y actor)

1961
Boks (actor, adaptación y dirección)

1962
Akt (dirección)
Noz w wodzie (autor)

1964
Rysopis (actor, adaptador y dirección de arte)

1965
Walkower (actor y adaptador)

1966
Sposob bycia (actor)
Barrera (adaptador y dirección)

1967
Le depart (Segmento de The twenty year olds)(adaptador y dirección)

1968
Dialog 20-40-60 (Segmento de The twenty year olds)(adaptador y dirección)

1970
Las aventuras de Gerard (adaptador y dirección)

1971
Deep end (adaptador y dirección)

1972
King, Queen, Knave, (Dirección)

1978
El alarido (adaptación, guión y dirección)

1981
Falschung die (actor)
Rece hacer gory (actor, adaptación y dirección de arte)

1982
Moonlighting (adaptación y producción)

1984
El exito Best Revenge (adaptación y producción)

1985
White nights (actor)

1986
El faro (dirección)
Hipnotizados (autor y guión)

1987
Big shots (actor)

1989
Torrentes de primavera (adaptación, guión y actor)

1991
Ferdydurke (adaptación y dirección)

1993
The hollow men (productor)

1996
Marcianos al ataque (actor)

1998
Los Angeles sin un mapa (actor)

2000
Before night falls (actor)

2007
Eastern promises (actor)

2008
America (en producción, dirección)



Fuente: Revista Cine Libre, numero 7, 1984

No hay comentarios:

Publicar un comentario