Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología, Maestros de la imagen y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

viernes, 25 de febrero de 2011

Vivencias del 25 Festival de Mar del Plata.

Perfil de autor: Alejo Taube.

Alejo Taube, director de Agua y sal, pelicula en competencia latinoamericana.


¿Cómo fue tu aproximación al tema de tu película en Competencia?

Puede parecer banal o hasta redundante. Pero lo primero fue un sueño. Una imagen que hoy es eje y tronco del relato. Fue una noche de primavera en Mar del Plata. Anoté unas cinco líneas. Y quedaron ahí guardadas. Fue incluso antes que "Una de dos", mi película anterior. Después, con los años, descubrí que era lo que me parecía tan provocativo de ese sueño. Había elementos comunes a relatos de los grandes escritores del género fantástico argentino: Borges, Cortázar, Ocampo, Bioy. Yo sabía lo difícil que había sido llevar estas ideas a la pantalla. Sin embargo lejos de acobardarme, me decidí a intentarlo y comencé a investigar, leer, entrevistar, experimentar. El resultado dejó a ese sueño mezclado orgánicamente con el drama, los personajes, el relato como un viaje emotivo. Para que todo sea como un cuento de esos que te leían antes de irte a la cama.

¿Cuáles fueron los desafíos al momento de dirigir el largometraje?

Por un lado, el lograr el tono actoral adecuado y hacerlo constante a todos los actores, aunque tuvieran una mínima participación. Después el desafío técnico y humano de filmar en un barco. Y por último el estar atento y activo ante los eternos imprevistos. Que siempre son muchos. Por suerte ahora me los voy olvidando y solo quedan los recuerdos agradables.


Parece que el eje de la película es justamente ese punto en el que la vida de una persona se desdobla, aunque sea a través del deseo. ¿Qué desafíos tuviste que afrontar desde el guión para lograr ese quiebre narrativo?


(Desafío va a ser contestar esta pregunta sin aniquilar el misterio, sin matar lo provocativo de la película). Antes dije que esto empezó como un sueño. Como en la película. Ese sueño que tuve era la herramienta que utilicé para encontrar ese momento. Que no es un quiebre, sino una transición.

Agua y sal tiene una fuerte apuesta desde lo visual. ¿Hasta que nivel este aspecto venía de la mano de manera indivisible del guión?

Siempre pensé que para esta película, con la cantidad de cosas que pasaban, la imagen no debía interferir con el desarrollo de la narración. Debía despejar el camino, hacerlo llano, esconder la mano. Mientras que el sonido sí podía exagerar y así crear un ambiente un poco más onírico o de sentidos aumentados.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

En este momento tengo algunos proyectos muy en sus comienzos, dos un poco más avanzados: un guión para teatro y/o cine y una adaptación de un cuento largo, pero no puedo decir más por ahora.




Miércoles 28 de enero de 2009

TRAS EL RODAJE DE "AGUA Y SAL"

Alejo Taube y las dos alternativas de un hombre

BUENOS AIRES (Télam) -- El cineasta Alejo Taube terminó el rodaje de Agua y sal, una película que protagonizan Rafael Spregelburd y Mía Maestro y que, según dijo, "trata de dos hombres casi distintos e interpretados por el mismo actor, que llevan vidas muy diversas pero que están unidas por un lazo muy fuerte".

"Es un cuento, como una fábula sobre dos hombres que podrían ser el mismo pero no lo son", indicó, quien filmó en Mar del Plata y la ciudad de Buenos Aires con un elenco integrado además por Paloma Contreras Manso, Mónica Lairana ("Monichín") y Daniel Cúparo.

Segundo largometraje de Taube después de Una de dos (2004), Agua y sal es una coproducción argentino-alemana que cuenta con el apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, la Hubert Bals Fund (Holanda) y el World Cinema Fund (Alemania).

"Es un viaje que empieza con un personaje, Javier, quien está de vacaciones en Mar del Plata con su mujer, y rápidamente pasa a ver la vida de otro personaje, Biguá, un trabajador portuario interpretado por el mismo actor pero que tiene una vida totalmente distinta", explicó Taube.




Y añadió que, sin embargo, "el hecho de que sean interpretados por el mismo actor (Spregelburd) y que sean iguales es sólo un detalle perceptible desde la butaca, pero en realidad no juega de manera determinante dentro de la historia".

"Podrían ser el mismo pero no lo son, y el hecho de que sean interpretados por el mismo actor es una decisión de dirección, porque aunque creo que no lo percibís inmediatamente, te vas dando cuenta de a poco y eso va generando cierta tensión", afirmó el cineasta.

Para Taube, "eso va generando además una expectativa que se desenvuelve de una manera muy original, que trasciende a la película y a su historia y que juega en otro nivel mucho más sutil".

La vida de los otros.

Según su breve sinopsis, la película narra la historia de un pescador que se embarca hacia alta mar en busca de un mejor futuro y la de un hombre de negocios que vuelve a su casa con la necesidad de cambiar su presente.

"Es un momento importante en la vida de una persona que desemboca en la vida de otra persona. Termina acercándose a la vida del otro, participando y siendo un nexo inevitable para que la otra historia termine de resolverse bien", dijo Taube acerca de estos dos hombres y sus caminos entrelazados.

"Ese personaje es miembro partícipe indispensable en la vida del otro y eso es algo muy importante para la vida de él.

"Hay un hilo delgado que nos une a todos y hace que cada acto tenga consecuencias lejanas e inimaginables", agregó.


En ese sentido, Taube expresó que "en algún punto la película es una puesta en abismo, porque abre las puertas a muchas y diversas interpretaciones".

"Se pueden pensar muchas cosas acerca del motivo de la elección del mismo actor para los dos papeles, pero finalmente no es más que un juego y un detalle", prosiguió el director.

"Así como la película cambia el foco de las vidas que muestra --prosiguió el cineasta--, también cambia su entorno y el espacio donde se desenvuelven las historias".

Para Taube, "el tema de la paternidad es muy importante en la película, tanto como el de la identidad, la progenie, la vida, la muerte y los hijos. Son temas que aparecen porque normalmente cruzan la vida de la gente".

Rodada durante seis semanas, recorrió locaciones de Mar del Plata y Buenos Aires, y en alta mar, a bordo del buque pesquero "Portobelo".

"Filmarla fue dificilísimo, pero bastante grato", afirmó Taube, y añadió que "se trata de una película complicada en su producción, con muchas locaciones y cambios de lugares y escenografías, lo que al mismo tiempo la hace muy vistosa", prometió.



Fuente: Pagina oficial del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2010, "Diario La Nueva Provincia S.R.L.".

domingo, 20 de febrero de 2011

Alan Alda, para coleccionar.

Por Steven J. Hayes

Alfonso Joseph D'Abruzzo, nace el 28 de enero de 1936, es nominado al Oscar y Emmy como actor y escritor, director y activista político en algún momento.

Es famoso por su papel de Hawkeye Pierce en la serie de televisión M*A*S*H. En los años 1970 y 1980 era visto como el arquetipo del "hombre sensible", aunque en los últimos años ha aparecido en papeles en contra de esta imagen.


Alda nació en Nueva York. Su padre italiano-americano, Robert Alda (nacido Alfonso Giuseppe Giovanni Roberto D'Abruzzo), fue un actor de éxito, y su madre Joan Brown fue coronada "Miss Nueva York" en un concurso de belleza. Su apellido adoptado "Alda" es una combinación de "Alfonso" y "D'Abruzzo". Su medio-hermano, Anthony Alda fue bautizado Antonio D'Abruzzo, el 9 de diciembre de 1956.

Cuando Alan Alda era pequeño, su padre dirigía un teatro de burlesque. Esto dio lugar a sospechas de que su madre esquizofrénica, sospechaba de relaciones extra-maritales, y, finalmente, intentó apuñalar a su padre en la cara. Más tarde, sus padres se divorciaron.

Alda contrajo poliomielitis cuando tenía siete años de edad, que lo mantuvo postrado por dos años.

Recibió su licenciatura de la Universidad Fordham en 1956. Durante su tercer año de secundaria, estudió en Europa, donde actuó en una obra de teatro en Roma y se presentó con su padre en la televisión en Amsterdam. Después de graduarse, se unió a la Reserva del Ejército y cumplió una gira de seis meses en sus funciones como oficial de artillería, después de la Guerra de Corea. Un año después de la graduación, se casó con Arlene Weiss, con quien tiene tres hijas: Eva, Isabel y Beatriz. También tiene un nieto llamado Scott. Arlene Alda es una conocida fotógrafa, escritora y clarinetista.





Criado como un católico devoto, Alda, ha abandonado la iglesia, pero sigue asistiendo a misa semanal y celebra las fiestas religiosas y eventos. Sus creencias religiosas específicas son difíciles de definir.

También es un activista de las causas feministas, y lo ha sido durante muchos años.

Alda comenzó su carrera en la década de 1950 como miembro de la revista Brújula.





Durante 11 años (1972-1983) actuó en M*A*S*H, fue nominado para 21 premios Emmy, ganando cinco. Escribió (o co-escribió) 20 episodios, y dirigió 30 episodios. Cuando ganó su primer premio Emmy por el guión, estaba tan feliz que él realizó una rueda de carro antes de subir corriendo al escenario para recoger el premio. También fue la primera persona en ganar premios Emmy por actuar, escribir y dirigir para la misma serie. Curiosamente, Richard Hooker, quien escribió la novela en la que M*A*S*H se basó, no le gustaba Alan Alda para el papel de Hawkeye Pierce (Hooker, un republicano, había basado Hawkeye en sí mismo, mientras que Alda tuvo el personaje en una orientación más de izquierda). Hooker, de hecho, no le importaba para el espectáculo en general. Alda también dirigió la serie 1983 2 ½ hora final, capitulo "Adiós, Adiós, y amén", que sigue siendo el episodio más visto de una serie de televisión.





Alda ganó más control y para las últimas temporadas, se había convertido en proyector y consultor creativo. Bajo su control, M*A*S*H de manera más abierta, dirigia cuestiones políticas, hasta el punto de "predicar" a su público. Algunos fans prefieren la mayor profundidad emocional y político explorados en los episodios posteriores sobre lo que ven como los primeros años, más superficiales de la comedia, mientras que otros han criticado a Alda por tomar el control más creativo de la citada serie, sintiendo que las simpatías políticas las consiguió escribiendo historias de calidad.

Como resultado, los 11 años de M*A*S*H se dividen en dos etapas: La Larry Gelbart/ Gene Reynolds "comedia" años (1972-1977), y el Alan Alda "dramática" años (1977-1983).

La prominencia de Alda en el gran éxito de M*A*S*H le dio una plataforma para expresarse sobre temas políticos, y ha sido un firme partidario y vocal de los derechos de la mujer. En 1976, el Boston Globe lo llamó "la quintaesencia de la mujer de honor: un icono feminista" por su activismo en favor de la Enmienda de Igualdad de Derechos. Como tal, ha sido un objetivo para algunos conservadores políticos y sociales.





También ha aparecido en al menos dos comerciales de televisión. Ambos se encontraban en la pequeña industria de computadoras, en primer lugar para Atari y más tarde, con el resto del reparto de la serie M*A*S*H, para la línea de productos de IBM PS/2, con la arquitectura de microcanal.

Alan Alda ha desempeñado el papel del ganador del Premio Nobel de física, Richard Feynman en la obra QED. Aunque Peter Parnell escribió la obra, Alda la produjo y la inspiró. Alda también ha aparecido con frecuencia en las películas de Woody Allen, y ha sido estrella invitada en cinco ocasiones en la serie "ER", interpretando al Dr. Gabriel Lorenzo. También tuvo un papel como el Dr. Robert Gallo en la controvertida película de TV de 1993, SIDA.





Durante el funcionamiento de M*A*S*H y continuando hasta la década de 1980, Alda se embarcó en una exitosa carrera como escritor y director, dirigiendo la comedia dramática "Las Cuatro Estaciones" siendo quizás su éxito más notable. "La boda de Betsy" de 1990 es su última dirección hasta la fecha. Después de M*A*S*H Alda adquirió una serie de funciones que se parodian como la imagen de "buen tipo". Su papel de un comediante de celebridades pomposo en "Crimenes y pecados" fue ampliamente visto como una parodia de sí mismo, a pesar de que Alda lo negó.

A partir de 2004, Alda fue un personaje regular en el programa de NBC The West Wing, retratando a el senador republicano y aspirante presidencial Vinick Arnold, hasta la conclusión del programa en mayo del 2006. Hizo su debut en el episodio octavo de la sexta temporada, "In The Room", y se añadió a los créditos de apertura con el episodio decimotercero, "El Rey del Maíz." En agosto de 2006, Alda ganó un Emmy por su interpretación de Arnold Vinick en la última temporada de The West Wing.


A lo largo de su carrera, ha sido nominado para el premio Emmy 31 veces y el Premio Tony en dos ocasiones, y ha ganado siete premios People's Choice, seis Globos de Oro. Sin embargo, no fue sino hasta 2004, después de una carrera de larga duración, que Alda recibió su primera nominación a un Oscar. Este fue la mejor candidatura como actor por su papel, como el senador Ralph Owen Brewster, en la película de Martin Scorsese "El Aviador".

Se ha vuelto muy común para Alda que en sus papeles pueda tener alguna referencia a sus primeros trabajos en M*A*S*H. Por ejemplo, tanto el senador que desempeñó en "El Aviador" y Hawkeye Pierce vienen de Maine. En una línea de la serie "ER", su personaje menciona la utilización de una técnica quirúrgica que recogió en un hospital militar. El mismo personaje también sufre una prueba de agudeza mental donde tiene que identificar a las imágenes de los objetos. Él ve un embudo y la identifica como una copa de Martini sin la base (Hawkeye Pierce era muy aficionado a los martinis). Alda también ha hecho al menos una referencia a Corea cuando dijo: "Podría tener a estas personas en la zona de distensión y todavía no alejar sus mentes del etanol y el aborto."


En 2005, publicó Alda su primera ronda de las memorias, publicado por Random House. Entre otras historias, recuerda hablar de la batalla de su madre con la esquizofrenia. El título proviene de un incidente en su infancia, cuando Alda estaba angustiado por la su muerte de su perro.

No es necesario ser rico y famoso para ser feliz. Una de las citas famosas de Alan Alda.



Filmografía
Como actor


* That Was the Week That Was (1964)
* León de papel (1968) de Alex March
* El infierno del whisky (1970) de Richard Quine
* The Mephisto Waltz (1971) de Paul Wendkos
* La Casa de Cristal (1972) de Tom Gries
* California Suite (1978) de Herbert Ross
* El año que viene, a la misma hora (1978) de Robert Mulligan
* Las cuatro estaciones (1981) de Alan Alda
* Dulce libertad (1986) de Alan Alda
* Una nueva vida (1988) de Alan Alda
* Crimenes y pecados (1989) de Woody Allen
* La boda de Betsy (1990) de Alan Alda
* Susurros en la oscuridad (1992) de Christopher Crowe
* En el filo de la duda (1993) de Roger Spottiswoode
* Misterioso asesinato en Manhattan (1993) de Woody Allen
* Las mujeres de Jake (1995) de Glenn Jordan
* Operación Canadá (1995) de Michael Moore
* Flirteando con el desastre (1996) de David O. Russell
* Todos dicen te quiero (1996) de Woody Allen
* Mad City (1997) de Costa-Gavras
* Mucho más que amigos (1998) de Nicholas Hytner
* ¿En qué piensan las mujeres? (2000) de Nancy Meyers
* Attica: La cárcel de la muerte (2001) de Euzhan Palcy
* Club Land (2001)
* El Aviador (2004) de Martin Scorsese
* Nothing But the Truth (2008)

Como director

* Las cuatro estaciones (1981)
* Dulce libertad (1986)
* Una nueva vida (1988)
* La boda de Betsy (1990)

Como guionista

* Las cuatro estaciones (1981)
* Dulce libertad (1986)
* Una nueva vida (1988)
* La boda de Betsy (1990)



Fuentes:Basic Famous People Copyright © 2004 - 2006 By Steven J. Hayes.
www.wikipedia.org/wiki/Alan_Alda

miércoles, 16 de febrero de 2011

El turista.

Por Mariel Diez, Fotos gentileza de Sony Pictures

Las dos estrellas más taquilleras del momento, Johnny Depp y Angelina Jolie, se unen por primera vez en la gran pantalla para contar una historia de acción, romance y persecuciones con la bella Venecia de fondo. Definitivamente, un festín para los ojos.


Un profesor de matemáticas viaja a Europa para sobreponerse a una reciente separación cuando una seductora mujer se sienta frente a él en un tren. Luego de un apasionado encuentro, dos desconocidos golpean su puerta con la intención de matarlo. ¿Cómo llegó un hombre común a ser el blanco de un asesinato? Así empieza El turista, una historia de intriga, romance y peligro que se desenvuelve en los espectaculares paisajes de Venecia y Paris, bajo la dirección de Florián Henckel von Donnersmarck. (La vida de los otros). “Quería hacer una película que fuera una de esas experiencias en las que uno se sienta y disfruta de la vida por un par de horas”, comenta el cineasta, que apenas le presentó el proyecto al productor Graham King, le llevó solo 30 minutos convencerlo de que financiara y produjera el film.

Al darse cuenta del potencial que tenía el personaje femenino, Angelina Jolie fue la primera opción para el papel. La actriz se interesó en el proyecto por la fortaleza del personaje y la posibilidad de trabajar con el director. Después de un primer encuentro, había quedado claro que tanto Henckel como Jolie estaban de acuerdo en cuanto al tipo de película que querían hacer. “La vida de los otros es un film hermoso e inteligente, pero también pesado”, dispara Jolie. “Cuando nos reunimos, él dejó bien en claro que quería hacer una película que fuese glamorosa y divertida, algo entretenido de ver, pero no tan serio. Éramos una dupla perfecta”.



El siguiente paso era encontrar al actor principal adecuado. En palabras de Henckel von Donnersmarck: “Estábamos buscando a alguien que no se viera eclipsado por Angelina. Cuando pensábamos en actores que pudieran estar parejos con ella, que fueran atractivos, inteligentes y buenos actores, el único nombre que nos seguía resonando era el de Johnny Depp. Le presenté el tipo de personaje que tenía en mente para él, y le gustó. La reunión duró tres horas en vez de una, y nos reíamos tanto que me di cuenta de que tenía que agregar mucho humor al guión para hacerle justicia al carisma de Johnny”.

Si bien Jolie y Depp son dos actores carismáticos y talentosos, era necesario que los personajes compartieran una atracción mutua inmediata, por lo que todos coincidieron en que sería una buena idea reunir al equipo antes de sellar el acuerdo. Y aunque parezca mentira, así fue como Angelina Jolie y Johnny Depp se conocieron. El productor Graham King se sentó silencioso y observó sus maneras de interactuar, intentando ver como se llevarían en el escenario. Quizás no sorprendió a nadie el hecho de que se entendieran perfectamente desde el primer momento. “Hubo una química inmediata entre ellos”, afirma el productor. Depp explica que le gusta trabajar con King porque “es un renegado. Entiende las reglas del juego, pero no siempre las respeta. Aprovecha el factor riesgo y eso lo hace único. Le gusta el desafío, tiene muy buen gusto y no le importa lo que estén haciendo los demás. Sólo se preocupa por las cosas en las que cree”.



“Si haber tenido a Angelina Jolie o a Johnny Depp en la película habría sido extraordinario, tenerlos juntos es conseguir la combinación perfecta con la que uno sueña, y que raramente se consigue”, dice el co-guionista, Julian Fellowes.
En “El turista”, Jolie interpreta a Elise Ward, la pareja del criminal Alexander Pearce, quien ha desaparecido. “Le robó mucho dinero a un gángster, que se quiere vengar, y los británicos también lo buscan para que pague los impuestos de la suma que se robó. Todos lo están buscando, hasta Elise, que hace tiempo no lo ve y no sabe cuándo va a volver a aparecer”, explica Jolie. Después de hacer correr rumores de que ha cambiado profundamente su apariencia, Pearce se comunica con Elise y le da instrucciones para tomar un tren a Venecia, elegir a cualquier hombre que sea aproximadamente de la misma contextura que Pearce y hacerles creer a todos que ese hombre es él. Ella posa su mirada en Frank Tupelo (Johnny Depp), un hombre de aspecto tradicional que se encuentra viajando en el mismo tren. Angelina interpreta a una mujer hermosa y misteriosa, que a pesar de estar involucrada en una relación amorosa con un ladrón, es una mujer que se mantiene aferrada a sus verdaderas motivaciones. “Mi personaje en esta película es diferente a cualquier otro”, dice Jolie. “Florián me dio unas indicaciones muy especificas. Mi ritmo natural es más rápido y brusco. Al comienzo de la filmación, me hizo notar que tenía que bajar el ritmo, porque Elise vive en un mundo tranquilo, de lujo y elegancia”.





Sobre su personaje, Depp responde: “Mi principal interés era interpretar al hombre más común. Las personas que los demás perciben como “normales” son las que a mí me parecen más extrañas; de verdad: tienen tics, defectos y gestos raros. Éste es un hombre que realmente no ha tenido mucha vida, así que ese era el gran desafío: interpretarlo como una persona híper normal”.

“Probablemente, Florián sea uno de esos seres humanos más inteligentes que haya conocido en la vida”, Continúa Jolie. “Vamos… habla seis idiomas. Cuando filmamos en París, habló en francés; cuando rodamos en Italia, habló italiano. Y un par de nuestros dobles eran rusos y el habló con ellos en ruso”.




Los creadores de la película rodearon a Depp y Jolie con un elenco de actores muy reconocidos. Paul Bettany (Ángeles y demonios) interpreta a Acheson, el policía que busca a Pearce. “Se ha obsesionado con atraparlo”, dice Bettany acerca de su personaje. “Lo ha intentado durante mucho tiempo y siempre termina frustrado. Pero lo que tiene esta película es que no se puede juzgar a nadie a primera vista, ni siquiera a mi personaje. Su investigación es compleja y su motivación es complicada por motivos personales”.

Timothy Dalton, conocido por interpretar a James Bond, personifica a un agente gubernamental británico que difiere mucho del agente 007: “Interpreto al jefe inspector Jones, un policía que vive haciendo cálculos y teniendo en cuenta el presupuesto, es quien está al mando del operativo para capturar a Alexander Pearce. No está interesado en la moralidad del crimen, ni en la del criminal, sino en encontrar la enorme cantidad de dinero que ha robado. Pearce tiene 744 millones en activos ilegales que, ya que él es un ciudadano británico, podríamos confiscar. Y, curiosamente, usa su particular sentido del bien y del mal, su propia moralidad decente y mundana”.

La diseñadora de vestuario Colleen Atwood, ganadora de dos premios de la academia, puso su talento para crear el inolvidable vestuario de El turista. Atwood tuvo la tarea de cambiarle la apariencia a Depp muchas veces a lo largo de su carrera, desde “El joven manos de tijera” y “Alicia en el país de las maravillas”, hasta el próximo estreno de Graham King con Depp a la cabeza, “The rum diary”. “Collen entiende los personajes y puede conectar eso con los colores, las telas y las texturas”, dice Johnny. Ella nos da la piel para el personaje y los actores lo combinamos con lo que ponemos desde nuestro interior, y es un hermoso encuentro desde ambas partes. Nos cambia la manera de caminar, pararnos y relacionarnos con la gente. Es una persona muy especial”.



DE VENECIA CON AMOR

Los guionistas ambientaron el film en Venecia, lo cual, según el director, le da esa atmósfera única de belleza y peligro. “Alguien dijo alguna vez que Kodak le debe la mayor parte de sus ingresos a Venecia”, cuenta Bonnersmarck.

El cineasta y el director de arte, Jon Hutman, acordaron que la película debía reflejar la belleza de la ciudad, sin perder la frescura y lo contemporáneo. Hutman explica: “¿Dónde más sino en Venecia podes tener persecuciones en bote y por los tejados y, a la vez, a los personajes conversando en las calles más impactantes del mundo? Angelina Jolie, Johnny Depp y Venecia… ¡No se puede conseguir algo mejor!”.

La idea de filma allí fue tanto una elección creativa como practica. “Aceptar que se filme así parece bastante extraño para un estudio, pero teníamos un periodo de tiempo muy restringido para hacer la película. No nos alcanzaba el tiempo para construir los interiores de Venecia en un foro de sonido. Tuvimos entonces que hacer algo insólito”.


Ficha Artística

DIRECTOR: Florian Henckel von Donnersmarck

GUION: Julian Fellowes, Christopher McQuarrie

INTERPRETES:

Angelina Jolie
Johnny Depp
Paul Bettany
Raoul Bova
Rufus Sewell
Timothy Dalton

PRODUCTOR: Gary Barber, Roger Birnbaum, Tim Headington y Graham King
FOTOGRAFÍA: John Seale
MUSICA: James Newton Howard
MONTAJE: Joe Hutshing, Patricia Rommel


Fuente: Revista Miradas, Enero 2011

viernes, 11 de febrero de 2011

Crónica de un engaño al espectador.

A propósito de "El otro hombre".

18 Junio de 2010


‘Crónica de un engaño’ (‘The Other Man’, 2008, Richard Eyre) es un caso más de película que llega con retraso a nuestras pantallas, algo de lo que nunca nos libraremos ni con la existencia de la red. Las distribuidoras tendrán sus razones, evidentemente, pero no parecen querer aprender que este tipo de retrasos, que incluso se producen con películas relativamente importantes, animan a que el consumidor elija vías alternativas para ver esas películas que nunca llegan, y no, no me refiero a reservarlas en el videoclub cuando salgan editadas en DVD. Por cierto, que me apuesto algo a que esta película no tarda demasiado en salir al mercado doméstico.

Los motivos por los que ahora deciden estrenar esta pequeña película pueden encontrarse tal vez en su conocido reparto. Liam Neeson, Antonio Banderas —publicidad añadida al tratarse de uno de nuestros actores, aunque ¿alguien la ha visto muy anunciada?— y Laura Linney forman por sí solos el suficiente atractivo para acercarse a ver una película —sí, incluido nuestro Toñito—. El problema es que no estamos ante la mejor muestra de sus distintos talentos, sorprendente en el caso de Neeson y esperable en el caso de Banderas aunque no tanto. El caso de Linney es distinto, la brevedad de su papel es lo que lamentamos.



Por otro lado resulta absurdo a estas alturas —algo que ya he dicho millones de veces— hablar de los títulos de las películas extranjeras en nuestro país. Y no sólo en el nuestro, si nos vamos a Sudamérica la cosa está igual o peor. En el caso de la película que nos toca, ‘Crónica de un engaño’ suena a telefilm barato de misterio o algo similar, y lo cierto es que en bastantes momentos lo parece. ‘The Other Man’, su título original, es mucho más sugerente, y haberlo traducido simplemente por ‘El otro hombre’ no hubiera estado nada mal, pero no, hay que poner títulos presumiblemente más llamativos y comerciales, algo que no es criticable hasta cierto punto —una película debe poseer el título que le han puesto sus creadores y punto, lo de más son chorradas—, si no fuera porque muchas veces no consiguen ese efecto, más bien todo lo contrario.

‘Crónica de un engaño’ está basada en una historia corta de Bernard Schlink, el mismo del que se adaptó una obra suya en la magistral ‘The Reader’ (id, 2008, Stephen Daldry), aunque la diferencia entre ambas películas es simple y llanamente abismal por no decir infinita. La película dirigida por Richard Eyre —que consiguió cierto prestigio con la floja ‘Iris’ (id, 2001) y la correcta ‘Diario de un escándalo’ (‘Notes of a Scandal’, 2006)— cuenta la historia de Peter, un importante director de una empresa cuya esposa fallece, descubriendo al poco tiempo que ésta tenía una amante. Movido por la curiosidad se desplaza hasta Milán, donde su mujer se encontraba con un hombre español con el que vivió una intensa historia. Peter entabla relación con el desconocido mientras planea una venganza corroído por los celos.






Eyre desaprovecha todas las posibilidades de la historia. Nada sobre el triángulo amoroso, con la interesante propuesta de que el marido se entera una vez muerta su mujer. Nada sobre el destructivo mundo de los celos. Nada sobre la relación que un hombre entabla con el amante de su mujer. Nada sobre el dolor de perder a la persona amada, descubrir que no siempre fue sincera, e intentar por todos los medios quedar en paz con todo ello. Eyre pone las cartas sobre la mesa pero no las juega, no llega a profundizar de verdad sobre todo lo planteado y algunas de las subtramas que aparecen —la hija del protagonista y su pareja— tampoco reciben un buen trato. La película dura menos de hora y media, y como evidentemente no nos encontramos en los tiempos del cine clásico donde la capacidad de síntesis que había era brutal, Eyre no dispone de tiempo suficiente para desarrollar todos los aspectos de la trama. Además engaña al espectador con cierto detalle sobre la muerte del personaje femenino y que no descubrimos hasta bien avanzada la acción para comprobar que esa omisión no viene a cuento.

Liam Neeson, que últimamente se apunta a un bombardeo, ofrece una de sus más flojas interpretaciones, especialmente cuando debe comportarse como un rabioso celoso que no entiende cómo su mujer le pudo ser infiel, otro de esos aspectos descuidados de la cinta. Antonio Banderas es de lejos el peor de todo el reparto no siendo capaz de dar personalidad a uno de esos perdedores que tan bien suelen quedar en el cine, y Neeson aún en horas bajas le gana la partida. Banderas, actor que ha demostrado más de una vez poseer cierto carisma para determinado tipo de personajes —por ejemplo, cierta joyita de John McTiernan— se extralimita en una interpretación llena de histrionismo y sólo ofrece un buen momento, reservado únicamente al público español y que nada tiene que ver con la calidad de la película, aquel en el que se caga en la puta por una jugada de ajedrez dando a entender el fuerte carácter pasional de los españoles.

Tercera en discordia, casi el McGuffin de la película, Laura Linney, una actriz que le basta con su sola presencia para conquistar al espectador. La pena es que en ‘Crónica de un engaño’ sus apariciones son muy breves, aunque hay intensidad en todas ellas, la que no reflejan en ningún momento sus perdidos compañeros de reparto, que protagonizan uno de los momentos más irrisorios del cine de los últimos años, el de una cena absurda con la que se pretende homenajear a la fallecida y de paso limar asperezas. Por supuesto el trabajo de Linney no llega para salvar una película floja y aburrida, y que se olvidará pronto, antes incluso de ser retirada de cartelera.






Viernes 11 de Febrero de 2011


Basada en un relato breve de Bernhard Schlink, The Other Man sigue la historia de Peter, (Liam Neeson) quien tras perder a su esposa Lisa (Laura Linney) descubre que ésta recibía e-mails y mensajes de móvil de un hombre cuya existencia hasta ahora ignoraba plenamente. Contraviniendo el consejo de su hija, Abigail (Romola Garai), Peter, lacerado por el hecho y dominado por la sed de venganza, vuela a Milán para localizar al misterioso Ralph (Antonio Banderas) y saber la verdad acerca del otro hombre en la vida de su esposa.


Sinopsis larga

Peter, director ejecutivo de una compañía de software para ordenadores, lleva casado más de 20 años con Lisa, una diseñadora de zapatos. De súbito, ésta desaparece de su vida.

A tenor de cuanto observamos, Lisa y Peter parecen ser un matrimonio feliz. Viven cerca de Cambridge, y la empresa que Peter ha fundado y dirige es una de las triunfadoras en Silicon Fen, la zona de negocios high-tech en torno a aquella ciudad británica. Lisa es una diseñadora de zapatos de alta costura con éxito. Ambos tienen una hija, Abigail, apenas con la veintena, quien mantiene con su padre una relación tirante. Abigail vive con su novio, George, picapedrero en la obra de la Catedral de Ely, donde Abigail es ayudante de ventas en la librería.

Cuando Lisa fallece, Peter revisa sus cosas y halla una nota en el tacón de uno de los zapatos de un par de color rojo. En la misma se lee: «Lago Como.» Perplejo, es obvio que la nota se ha colocado ahí para que él la encontrara, aunque no entiende su significado pues jamás ha estado en tal lugar. Tras preguntarle a su hija qué puede indicar la nota, ésta confiesa no saberlo y muestra resentimiento ante el interrogatorio, como si estuviera tratando de hacer que su hija ejerciera como detective. Peter usa «Lago Como» a manera de contraseña ante un archivo del portátil de su mujer al que no puede acceder, en el que finalmente puede observar fotografías de Lisa con otro hombre. Asimismo, halla e-mails procedentes de alguien llamado Ralph, quien en apariencia ha sido amante de su esposa durante algún tiempo en el pasado, y que actualmente estaba tratando de revivir la relación.






Ayudado por uno de los integrantes de la plantilla de su empresa, Peter localiza la dirección de Ralph; reside en Milán. Afrontando el enorme paso que significa responder al e-mail como si se tratara de Lisa, viaja a Italia, halla a Ralph y entabla amistad con él. Juega a ajedrez con el mismo en tanto escucha sus increíbles historias y le sonsaca información por medio de e-mails en los que suplanta a Lisa, sin jamás revelar su identidad.

Primeramente, Ralph ofrece toda la imagen y seguridad de un hombre de negocios con éxito; más tarde descubrimos que simplemente se trata del conserje del bloque de apartamentos en que vive. De modo gradual, el largo idilio amoroso entre Ralph y Lisa va revelándose con mayor detalle: encuentros en Milán, adonde Lisa viajaba por motivo de trabajo, y lo significativo del «Lago Como,» donde su affaire floreció.

Abigail comienza a preocuparse por su padre, y decide seguirle hasta Milán, para horrorizarse al descubrir que éste está escribiendo e-mails cada vez más intensos a Ralph, haciendo que éste piense que Lisa quiere encontrarse con él en Londres. Cuando le deja para retornar a Ely, Abigail ruega a su padre que le diga a Ralph la verdad, a lo que Peter se niega. Abigail se enfurece y exaspera, pues teme por la estabilidad mental de su padre.

Entre tanto, Ralph recibe otro e-mail enviado desde el portátil de Lisa que le invita a encontrarse con ella una vez más en la Villa D’Este del Lago Como. Ralph, animado por los e-mails de «Lisa,» resuelve que también le dará una fiesta en Londres, aunque haya un problema con su crítica situación económica. Peter le da a Ralph suficiente dinero como para que pueda desplazarse a la Villa D’Este y para la fiesta en Londres. Ralph llega a la Villa D’Este esperando una «segunda luna de miel» con Lisa, para tan sólo encontrarse con Peter, quien le espera solo en el restaurante.

Finalmente, Peter le dice la verdad a Ralph acerca de quién es él, y sobre el hecho de que le ha estado enviando los e-mails de «Lisa»; y descubrimos lo que le ha ocurrido a Lisa.

Peter regresa a Cambridge, y en un estado de ensimismamiento, sueña acerca de su esposa, abre su corazón, y halla fuerzas para usar su experiencia en Milán con miras a enmendar la relación con su hija. Viaja a Londres, telefonea a Abigail y asiste a la fiesta de Ralph, donde acepta que Lisa necesitaba el amor de ambos hombres en su vida. Abigail aparece en la fiesta y se reconcilia con su padre. Por fin, Peter es capaz de aceptar a George.

Ficha técnica


Titulo: The Other Man / El Otro Hombre (2008)

Director: Richard Eyre.
Pais: EE.UU., U.K.
Genero: Drama-Thriller
Reparto: Liam Neeson (Peter), Antonio Banderas (Ralph), Laura Linney (Lisa), Romola Garai.
Duración: 01h-27min aprox.
Idioma: Ingles con Sub. Español.


Fuentes: LaHiguera.net, Blog de cine.

viernes, 4 de febrero de 2011

Festival 4 + 1

Presentacion de la película 8

Origen: Francia
Año: 2008
Soporte: Digi Beta, Blu-ray
Duración: 107 m
Idioma original: Varios. V.O.S. español y portugués





Tiya’s Dream por Abderrahmane Sissako.
The Lette por Gael García Bernal.
Sida por Gaspar Noe.
How can it be? por Mira Nair.
The Water Diary por Jane Campion.
Mansion on the Hill por Gus Van Sant.
The Story of Panshin Beka por Jan Kouen.
Person to Person por Wim Wenders.



SINOPSIS:

Los jóvenes skaters de Gus Van Sant. Los disturbios en las cumbres de líderes
políticos: cargas policiales, botes de humo, y muchas protestas. Un campo con
caballos. Un hombre en una consulta médica, en algún lugar remoto de África.
Animados por el proyecto “No time left”, ocho directores aceptaron el reto de
rodar un cortometraje cada uno en torno a cada uno de los retos que la ONU se
marcó para el nuevo milenio. Película comprometida, película movilizadora,
película colectiva donde la cámara nos da un impulso para dejar la butaca y
actuar. (Gonzalo de Pedro Amatria)





PARTICIPACIÓN EN FESTIVALES:

2008: Rome, Taipei Golden Horse.
2009: Festival international du film francophone de Namur, Afrika, Anonimul, Belfast, Berlin, Cannes, CFC Worldwide Short, Chungmuro, Corto Dorico, Baltic Pearl, Festival du film des droits de l’homme, Braunschweig, Molodist Kyiv, Istanbul, Miami, Moscow, Munich, Open Doek,
Festival du film français d’Helvétie.






Fuente: Página oficial del Festival 4+1, FUNDACIÓN MAPFRE