Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología, Maestros de la imagen y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Apuntes del 27: El muerto y ser feliz.



EL MUERTO Y SER FELIZ, ABRE EL FESTIVAL




Una película de carreteras, perros y pistolas

"El muerto y ser feliz es un pretexto para irnos con Pepe Sacristán por Argentina, meternos en un coche desde Buenos Aires a Bolivia y, juntos, vivir una novela de caballería moderna en la que, como en todas las películas de carretera, la velocidad será proporcional al olvido y la lentitud al recuerdo". Javier Rebollo

Comenzamos a palpitar el Festival. Y la película de Apertura -que también formará parte de la Competencia Internacional- es la mejor opción para hacerlo. Más aún, cuando la promesa es una comedia negra que nos llevará de las narices por un paisaje conocido, que redescubriremos de la mano de José Sacristán, en la piel de un viejo asesino a sueldo en una dicotómica búsqueda-huida de la muerte. El muerto y ser feliz, es la nueva película del director español Javier Rebollo, que promete, a partir de su particular mirada, una historia que hace foco justamente en el camino, en el andar constante de un hombre que ha coqueteado en el pasado con las muertes ajenas y que, finalmente, ve en el futuro cercano la cita obligada con la suya propia.




Protagonizada por José Sacristán y Roxana Blanco, esta coproducción hispano-franco-argentina, se presenta desde su título como una contradicción, condimento esencial de la vida, en la que cada paso no es huida, sino cercanía hacia el próximo destino. Es el acecho de la muerte lo que mueve a Santos a escaparse de su cama de hospital en Buenos Aires, a subirse a su corcel -un viejo Chevrolet verde- y a encontrar en ese desandar, como en toda novela de caballería, a una mujer que será su fiel escudero en esa inquietante encrucijada en la que un hombre, sin armaduras, le hace frente finalmente a su destino.

Javier Rebollo, director de Lo que se de Lola -2006- y La mujer sin piano -2009-, vuelve con ese mismo tono extraño, a infundir atmósferas crudas e inquietantes, con personajes contradictorios y exquisitamente erigidos, en un relato basado en la literatura de Juan Carlos Onetti y Miguel de Cervantes. Filmada casi en su totalidad en Argentina (pasando por Buenos Aires, Córdoba, Rosario, San Miguel de Tucumán, Salta y Jujuy) y también en Barcelona, El muerto y ser feliz es un excelente puntapié inicial para esta nueva edición del Festival.

Sinopsis

Esta es la historia de un español en Argentina que un día toma conciencia, en la última planta de un hospital de Buenos Aires, de que se muere. Este hombre, viendo que se le acaba el tiempo, se escapa del hospital y emprende una fuga hacia el norte atravesando Argentina. Este proyecto de muerto sabe que cualquier carretera lleva al mundo entero, que no importa el destino, solo el movimiento y la sensación de no detenerse nunca, de dejar atrás la vida que hasta ese momento había llevado. Una vida que, por su oficio especializado, había estado siempre muy cerca de la muerte. Por eso, como un profesional, avanza con tranquilidad hacia ella, mientras, a la vez, huye por carreteras secundarias en un largo vagabundeo que tiene algo de moderna novela de caballerías. Una mujer que ha encontrado en la carretera será su escudero en este movimiento contrario de huir de la muerte corriendo hacia ella. Esta película es la historia de un asesino a sueldo que no asesina. Una historia de pistolas que no disparan, de perros y carretera.



Fuente: Fuente: Portal oficial del 27 Festival de cine de Mar del Plata, http://www.mardelplatafilmfest.com/

domingo, 18 de noviembre de 2012

Apuntes del 27: Bienvenido el talento.


27 Festival Internacional de Cine de Mar del Plata


Los invitados internacionales que llegan.




Un festival internacional no es nada sin los realizadores y artistas que hicieron posible las películas que forman parte de su programación. Por eso, en esta 27° edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata desplegamos nuestra alfombra roja para darle la bienvenida a algunos de los talentos que llegan para traer el mejor cine a nuestras pantallas.

Javier Rebollo, director de nuestra película de apertura El muerto y ser feliz, está lejos de ser un extraño en estas latitudes. El joven artista español presenta en Mar del Plata su último trabajo, que fue filmado en Argentina y continua una sólida carrera luego de las prestigiosas La mujer sin piano y Lo que sé de Lola.

No adelantaremos mucho, pero esta edición del Festival viene muy pero muy musical. La Competencia Internacional también nos dará la chance de recibir a la cantante francesa Soko, protagonista de Augustine, film de Alice Winocour que pone el foco en los prejuicios contra las mujeres a fines del siglo XIX. Otro cantante que nos visita es Fermín Muguruza, director de Zuloak, documental que sigue a un trío femenino de rock activista, en su búsqueda de un discurso e ideología musical. La película de Muguruza competirá en la sección Banda Sonora Original, tras el premio otorgado por la revista Inrockuptibles.




Los rumanos Adrian Sitaru y Adrian Titieni, director e intérprete respectivamente de Domestic, también andarán por la rambla. Retrato de la relación de una familia con sus mascotas, Domestic es el segundo film de Sitaru tras la polémica Hooked, impactante película hecha en primera persona.

La enorme, diversa, y apabullante sección Panorama recibe la visita de uno de los exponentes más resonantes del joven y cada vez más prolífico cine chileno: Nicolás López, que algunos años atrás nos trajo el film Promedio Rojo, y ahora regresa con un combo imperdible de cuatro films. El muchacho no pierde el tiempo. En la sección Hora Cero tenemos su última película Aftershock, film de terror protagonizado por ese diamante en bruto llamado Eli Roth (director de Hostel y masacrador de cabezas nazis en Bastardos sin gloria), que pone en imágenes como nunca antes las consecuencias del terremoto que sacudió Chile el año pasado. Por otro lado, viene con un combo triple de comedia dramática: el Foco Que pena tu trilogía, conformado por Que pena tu vida, Que pena tu boda y Que pena tu familia

Como el terror ya es un clásico del festival de Mar del Plata, tenemos un invitado de lujo, parte de una estirpe con larga tradición en eso de ponernos los pelos de punta: Lamberto Bava, hijo del legendario creador del giallo Mario Bava, nos trae Demonios, una obra de 1984 que desde entonces viene aterrorizando a cuanto público se le ponga enfrente.

Y al final, un invitado de honor: el presidente del Kofic (el Instituto de Cine Coreano) Kim Eui Suk, que encabeza una delegación de cineastas que nos trae una sección especial con los últimos exponentes de una de las industrias más prolíficas y eclécticas de la actualidad.

Desde Chile hasta Corea, pasando por Rumania e Italia, un seleccionado de figuras para seguir sumando prestigio a nuestro 27° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.



Fuente: Portal oficial del 27 Festival de cine de Mar del Plata, http://www.mardelplatafilmfest.com/

jueves, 15 de noviembre de 2012

Nuestras estrellas: Hilda Bernard.


Entrevista a Hilda Bernard

Despues de tantos pedidos, he aqui la entrevista que le hice a Hilda Bernard para el diario Diagonal. Lo podrian haber comprado no? jeje. No pero en serio cuando vean a algun vendedor del diario traten de comprarlo porque estan ayudando y mucho a esa persona. Además, pueden disfrutar de mis notas.



Hilda Bernard, quien le ha dedicado toda su vida a la actuacíón, protagoniza a sus 86 años Fetiche, un bio-drama escrito y dirigido por Jose Maria Muscaria, donde no solo actúa sino que canta, hace ejercicios y hasta anda en bicicleta.

La actriz recibe a El Diagonal en su departamento de las Cañitas. Allí, en un piso 15 por cuyo ventanal del living se puede ver todo el campo argentino de polo, con el rio de la plata haciendo de fondo.

Hilda Bernard comenzó su carrera de actriz muy tempranamente. “En la adolescencia le avise a mi padre que no quería seguir en el colegio, sino que quería estudiar teatro. Y él, un hombre muy inteligente, muy europeo, lo entendió”, nos informa. En aquel momento, empezó a estudiar en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático “con un gran profesor, Cunill Cabanellas”, y en seguida cuando salió comenzó a mostrarse como actriz.

Su primer trabajo, el cual le abrió muchas puertas, fue en el Teatro Cervantes en el ´41. Allí, ganó un concurso donde buscaban una actriz para el papel de una dama joven, y “de 100 que se habían presentado, quedé”. En el Cervantes trabajó todo aquel año, y al siguiente, comenzó su famosa carrera en el Radioteatro.

Hilda Bernard y su carrera en los Medios.

La radio llegó a la Argentina en 1920 con un contenido muy primitivo. Recién, en la década del 40 comienza su gran esplendor con programas más desarrollados y atractivos. Hasta la llegada de la televisión en los sesentas, la radio fue el único medio utilizado como forma de entretenimiento masivo y allí, fue donde proliferaron los Radioteatros, el antecesor de las telenovelas actuales. De este nuevo fenomeno, participó Hilda Bernard junto a Oscar Casco, Eduardo Rudy, Fernando Siro y con el gran creador de ficciones, Alberto Migre. “Con esos galanes hice mucho tiempo radio, casi hasta el 60”, nos dice ella orgullosa. En el ´42, Bernard entró a trabajar en Radio El Mundo y allí, realizó varias ficciones con Eduardo Rudy como “El castillo de Dragonwick”, entre otras. Luego, se trasladó a Radio Splendid para trabajar con las ficciones de Nene Cascallar. Mas tarde, volvió a Radio El mundo, donde en los ultimos años del radioteatro de ese medio, protagonizó junto a Oscar Casco:“No quiero vivir así”, de Migré, y con Fernando Siro:“Alguien para querer”, del mismo autor. Por ultimo comenzando los sesentas, “con Siro hice una novela de Migre que se llamaba Esos que dicen amarse que tuvo bastante éxito porque nos llamaron para hacerla en todo el interior del país. Estuvimos como tres meses de gira.” Aquel éxito se produjo paralelamente a los comienzos de la televisión argentina por lo cual los llamaron de Canal 9 para protagonizar aquella tira. Allí fue donde Hilda Bernard comenzó su carrera televisiva, protagonizando grandes éxitos que llegan hasta “Se dice Amor”, telenovela transmitida por Telefe en el 2006, en la cual encarnó a una madre asesina.


En 1995, la actriz se metió en el corazón de toda una nueva generación de televidentes argentinos, al protagonizar a la “Bruja” de Chiquititas, el èxito televisivo de Cris Morena, el cual duró hasta el 2001 y cuyo formato se exporto a muchos países. “Chiquititas la amo, además sigo viendo por ahi a las nenas de entonces que ahora son todas señoritas grandes. Sobretodo, me encantaba la bruja que protagonicé cuando la llevamos al teatro”. Hilda Bernard, tuvo una importante relación con las producciones de “Cris”, ya que también actuó en la tira Rebelde Way en el 2003, con la cual fue de gira a Israel. Luego, también participo en Floricienta, otra ficción que la productora realizó en el 2004. Pero, “la que más me hizo feliz fue Chiquititas”


El Teatro, el dulce hogar.

Sin embargo, “lo que más me gusta es hacer teatro. También me gusta la radio y la televisión. Pero como últimamente no hago mucho teatro, me gusta hacerlo de tanto en tanto. Como para despuntar el vicio”, asegura entre risas. Por eso es que decidió alejarse este año de la pantalla chica y dedicarse de lleno a “Fetiche”, la nueva obra de teatro que esta protagonizando hasta el 9 de diciembre.


¿Cual fue el personaje que mas le gustó hacer hasta ahora?


“Y es que son varios. En televisión será por la cara, por la forma de ser o porque me gusta lo dramático, hago siempre roles de malas que a veces son muy lindas para hacer. En la “Pobre Clara” hice un papel muy lindo. En “Antonela” y “Celeste” tambien. El año pasado hice uno que me gustó mucho, el de la asesina en “Se dice amor”. Y en teatro hice tambien varios que me gustaron. En “El príncipe idiota” hice dos papeles que me gusto mucho. Y el de ahora (en la obra “Fetiche”) me encanta porque bailo, canto, bajo a la platea, hago bicicleta, hago maquinas del gimnasio, hago de todo y me gusta”

Un pequeño cuestionario Proust

¿Tus Hobbies?

“Los duendes. Esa es mi pasión: coleccionar Duendes, porque creo profundamente en ellos, en lo bien que hacen. Por eso tengo la casa llena de estos pequeños personajes. Y hay muchos guardados porque ya no caben.”

¿Un libro?

“Ahora estoy leyendo uno que me encanta que es de un autor que me gusta mucho. Estoy leyendo Mama y el sentido de la vida de Irvin Yalom. Es un psiquiatra y escritor que me encanta. Después, de Borges tengo una poesía preferida que es La fundación mítica de Buenos Aires . Me gusta mucho la poesía, además que soy también profesora de declamación, es decir, enseño a recitar versos”


¿Tus preferencias musicales?

“Me gusta toda música que sea tranquila. Ahora estaba escuchando un compacto de la película La misión. Me gusta, también, mucho la música clásica”.

¿Cual te parece que es el mejor actor o actriz argentina?


“No hay uno, hay muchos. Buenos actores argentinos hay miles. Podría decir Alfredo Alcón, que es un gran actor, pero también esta Pepe Soriano ... hay muchos actores muy buenos. Actrices también: Normita Leandro y te iba a decir una, pero es uruguaya, China Zorrilla, quien es una mujer muy agradable, de muy buen sentido del humor, muy buena compañera y muy buena actriz. Lidia Lamaison, también es sobresaliente, hace comedias, dramas, y tiene 96 años y todavía sigue trabajando. No, hay muchos actores, no puedo decir estos pocos. Ahora estoy trabajando con dos muy buenas actrices: Maria Fiorentino y Eda Bustamante, que son muy buenas cada uno en lo suyo.”

Fetiche e Hilda Bernard

Hilda Bernard protagoniza actualmente Fetiche, un bio-drama sobre la vida de la múltiple campeona iberoamericana de Físicoculturismo, Cristina Musumeci. La obra teatral, escrita y dirigida por José María Muscari.

Este bio-drama, es decir, una obra sobre un personaje vivo, pretende mostrar a Musumeci desde distintos aspectos y momentos de su vida. Esto se logra a través de seis “Cristinas” diferentes, encarnadas por seis actrices distintas, quienes interactúan en el mismo tiempo y espacio. Aquí, Hilda Bernard interpreta a la “futura madurez” de Musumeci, de quien dice que “es una mujer muy inteligente, muy culta, estudia mucho, lee muy bien, la verdad que es un gusto hablar con ella.”

Sobre Fetiche, la actriz afirma: “Me gusta mucho. La obra es transgresora, es audaz. En realidad, no la iba a hacer. A la primer semana me puse a llorar diciendo que me quería ir porque no entendía la obra. No esta igual desde entonces, ya que la fue cambiando porque José Maria es un director que cambia constantemente las cosas. Pero, la verdad que es muy bueno como director, aunque es muy severo. Esta muy bien dirigida y tiene muy buenas actrices”

Para realizar este trabajo, el director y las actrices tuvieron dos meses y medio de ensayos desde la 1 del mediodía hasta las 7 de la noche. La obra se estrenó a mediados de Julio y fue elegida para participar durante cuatro funciones en el IV Festival Internacional de Buenos Aires, que se llevo a cabo en Septiembre. En un principio, este bio-drama estaba programado para finalizar sus funciones durante el Festival. Sin embargo, les renovaron el contrato hasta principios de diciembre, debido a que “las criticas son muy buenas y el teatro esta lleno casi siempre”.

Filmografía

1.El reclamo (2010)
2.Vecinos (2008)
3.Cama adentro (2004)
4.La sombra de Jennifer (2004)
5.Los inquilinos del infierno (2004)
6.Sin intervalo (2002)
7.Rebelde Way (2002)
8.Animalada (2000)
9.Radioteatro, una pasión de multitudes (corto - 2000)
10.Cuerpos perdidos (1989)
11.Cuatro caras para Victoria (1989)
12.Diapasón (1986)
13.La pobre Clara (1984)
14.Rosa de lejos (1980)
15.Días de ilusión (1980)
16.Seis pasajes al infierno (1976)
17.La flor de la mafia (1974)
18.Vení conmigo (1972)
19.Autocine mon amour (1972)
20.Historia de una soga (1956)
21.Mala gente (1952)

Televisión

1.Los suicidios constantes (1961)
2.Su comedia favorita (1965)
3.Lo mejor de nuestra vida... nuestros hijos (1967)
4.Mujeres en presidio (1967)
5.0597 da ocupado (1968)
6.Muchacha italiana viene a casarse (1969)
7.Alta comedia (1971)
8.Malevo (1972)
9.El amor tiene cara de mujer (1976)
10.Un mundo de veinte asientos (1978)
11.Rosa de Lejos (1980)
12.Laura mía (1981)
13.Las 24 horas (1981)
14.Tal como somos (1984)
15.Pobre Clara (1984)
16.Marina de noche (1985)
17.Momento de incertidumbre (1985)
18.El camionero y la dama (1985)
19.María de nadie (1985)
20.Mujer comprada (1986)
21.Pasiones (1988)
22.La extraña dama (1989)
23.Alta comedia (1991)
24.Pasión (1991)
25.Antonella (1991)
26.Celeste (1991)
27.Cosecharás tu siembra (1991)
28.Manuela (1991)
29.Soy Gina (1992)
30.Celeste, siempre Celeste (1993)
31.Chiquititas (1995-1997) Carmen Morán
32.Alas, poder y pasión (1998)
33.Mamitas (1999)
34.Cabecita (1999)
35.Los médicos de hoy 2 (2001)
36.Los simuladores (2002)
37.Rebelde Way (2002-2003)
38.La niñera (2004)
39.Floricienta (2004)
40.El patrón de la vereda (2005)
41.Collar de esmeraldas (2006)
42.Se dice amor (2006)
43.Los exitosos Pells (2008)
44.Dromo (2009)
45.Lo que el tiempo nos dejó (2010)
46.Malparida (2010)
47.Historias de la primera vez (2011), Carmen.7 8



Fuente: Periodismo Propio, Viernes 16 de Noviembre de 2007



sábado, 10 de noviembre de 2012

Realizadores de hoy: Armando Bo.


En su nombre resuenan las curvas de la Coca Sarli y la provocación del cine erótico de factura nacional- Pero el nieto del célebre director decidió romper con el mandato y filmar la curiosa vida de un Elvis argentino, confundido y genial.


Por Virginia Poblet
Fotos: Ximena Etchart


Si no fuera por un pequeño colchón tirado en el piso, una pelota y algún que otro juguete desparramados, por el living, la casa estilo Tudor, con sus pequeñas ventanas de vitraux que acompañan el ascenso de la escalera de madera, bien podría parecer una puesta en escena para una película. Viven aquí el director publicitario y ahora de cine Armando Bo, su mujer, la vestuarista Luciana Marti, y Amador, el niño de dos años que desparrama los juguetes y se tira en el colchón del living.

Sí, se llama Armando Bo igual que su abuelo, aquél que escandalizó e hizo fantasear a varias generaciones con sus películas erótico-bizarras protagonizadas por Isabel Sarli, y es hijo de Víctor, el Delfín de los Superagentes Delfín, Tiburón y Mojarrita.

Quienes tienen más de 45 años no pueden dejar de asociar su nombre con aquellos rodajes censurados por las autoridades de turno, desdeñados por intelectuales y progresistas, pero siempre acompañados del éxito popular. Cómo olvidar aquella escena de “Carne” en que la voluptuosa Sarli corría entre las medias reses escapando de un lascivo trabajador que sólo pensaba en poseerla, y en su frase: “¿Qué pretende usted de mí?”.





Don Bo no sólo fue pionero en hacer cine erótico por estos pagos, sino que fue capaz de calentar hasta la audiencia japonesa y de otras latitudes. Con un abuelo semejante es imposible no hacerse la película: inmediatamente uno piensa en una infancia alocada llena de peripecias de la mano de este señor tan singular. Pero no: “Yo tenía tres años cuando mi abuelo murió, no tengo recuerdos de él”, dirá el joven Armando. Y lo dice Isabel Sarli también cuando habla acerca de su participación en el documental “Carne sobre carne”, realizado por Diego Curubeto, referido a la censura que sufrió esta dupla y que muestra imágenes inéditas “Está el nieto de Armando, que no sé que pito toca porque era chico cuando él murió, o sea no vivió la época”.

El Armando de hoy no está dispuesto a hacer polémica: “Isabel siempre se portó muy bien conmigo, nos vimos algunas veces y la respeto mucho”, dice. Y quiere dejar algo bien claro: “Valoro las películas de mi abuelo, y que se valoren cada día más quiere decir que hizo un muy buen trabajo”.

Pero aquí no se trata de hablar de sus ancestros sino de él y su última labor. Armando es un reconocido director publicitario que tiene en su haber unos cincuenta premios internacionales con su productora ReBolucion y que estrenará “El último Elvis”, su primer film.





-Tu ópera prima trata sobre un hombre que quiere ser otro. ¿Qué fue lo que te llevó a hacer este guión?

La temática de la doble personalidad, de la negación… las falencias del ser humano, que copia todo. Todos quieren ser famosos, pero sin ningún contenido. Y un día, filmando un comercial, conocí un doble de Elvis –que no es el actor de la película- y me puse a pensar porqué quería ser Elvis.

La película cuenta la historia de Carlos Gutiérrez, un cantante que vive como si fuera la rencarnación de Elvis y que canta casi igual que su ídolo. Separado y con una hija que se llama Lisa Marie –igual que la hija de Presley-, el protagonista está a punto de cumplir la edad que tenía Elvis al morir y su futuro se avizora vacío.

“Realmente cree que es Elvis, pero además usa a Elvis como la imagen para construirse a sí mismo y se mueve en una realidad totalmente diferente”, explica Bo. De hecho, lejos del lujo y las luces de neón, Carlos/Elvis trabaja de día en una fábrica y de noche se convierte en “el rey del rock” en bodas, cumpleaños y otros eventos. Vive en un barrio fabril, donde las fachadas no se pintan desde la última revolución industrial y el arreglo de calles quedó para el olvido.

De Elvis a “Biutiful”

Cinco años le llevó a Armando concretar esta cinta. Entre otras cosas, porque junto a su primo Nicolás Giacobone, co-guionista de “El último Elvis”, participó del guion de “Biutiful”, el largometraje de Alejandro González Iñárritu (21 gramos, Amores perros) que fue nominada al Oscar en 2009 como mejor película extranjera. “Fue vital poder trabajar con Alejandro porque claramente es uno de los directores más prestigiosos del mundo y quiso producir mi película”.

¿Te peleaste en algún momento con tu nombre?

No fueron muy creativos, pero lo llevo como lo que es. Si bien es una persona importante en el cine, mi abuelo murió hace 30 años.

¿Tu primer juguete fue una cámara?

El cine estuvo en mi casa constantemente, pero al mismo tiempo mi juventud no fue muy cinematográfica. No soy muy cinéfilo, tan obsesivo viendo películas. Lo tuve que hacer para formarme, pero soy autodidacta en ese sentido.

¿Tiene cámara tu hijo Amador?

Sí, una de juguete pero ni la mira. Por ahí me sale médico.




¡Luz, cámara acción!

“El último Elvis” también supone un despertar para sus protagonistas. Para John McInerny, el actor principal, se trata de su debut como actor, hasta ahora se dedicaba a la arquitectura y a la imitación de Elvis en distintos eventos, También es la primera aparición de Griselda Siciliani en el cine, y de la pequeña Margarita López, a quien se pudo ver a diario en el canal Paka Paka.

Fuente: Revista Rumbos, número 452, 21/22 de Abril de 2012.