Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología, Maestros de la imagen y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

domingo, 13 de mayo de 2007

Biografias: Clint Eastwood


Multifacético como pocos -es intérprete musical, compositor, actor, productor y director- protagonizó 46 de los 57 films en los que participó. Dirigió 25 y produjo 20. Su película "Million dolar baby" fué premiada con cuatro premios Oscar incluido el de mejor director.

Podría haber sido (y, de alguna manera lo fue) el protagonista de "800 balas", la película de Alex de la Iglesia. De hecho, buena parte de su patrimonio cinematográfico fue abonado en los desiertos de Almería territorio al que, cuarenta años después, volvió De la Iglesia para homenajear entre otros, a Sergio Leone. En la década del 60, Eastwood y Leone habían inventado el "Spaghetti western" y lograron consagrar su popularidad y la del género con títulos como "Por un puñado de dólares" 1964, "Por unos dólares más" 1965 o "El bueno, el malo y el feo" 1966. Clint Eastwood nació el 30 de mayo de 1930, en San Francisco, cuna de la beat generation y el multiculturalismo. "Conté historias en el piano mucho antes de dirigir películas -declaró-. En mis películas me gusta la imagen del pianista; el hombre que toca el piano se sienta, cuenta su historia, luego se levanta y se va, dejando que la música hable por sí misma.

La amorosa relación que mantuvo con el jazz y el blues, pero ademas la intensidad con que esa música formateó su destreza como director, quedaron testimoniadas en "Bird" 1988, narra la vida del saxofonista Charly Parker, y en "Piano blues" uno de los siete documentales de la serie "The blues a musical journey" que produjo Martin Scorsese para la televisión.

Clint Eastwood es un curioso ejemplar de artista republicano, respetado por amigos y detractores. Entre 1986 y 1988, llevó a la práctica su intereses políticos, convirtiéndose en alcalde de la ciudad de Camel (California). Sin embargo lo suyo había sido y siguió siendo, el cine.


En 1971, la renuncia de John Wayne a protagonizar la última película de Don Siegel marcó la carrera actoral de Eastwood, quien acepta el papel y queda en el ojo de la tormenta. "Harry el sucio" fue acusada de apología de la violencia y el inspector Harry Callahan, resultó el modelo de detective patriota y repulsivo que hollywwod legó a la posteridad. La saga del justiciero por mano propia se continuó en "Harry el fuerte" 1973, "Harry el ejecutor" 1976, "Impacto súbito" 1983 y "La lista negra"1988.

Lo que cautiva de la obra reciente de Eastwood es la manera en que narra las historias, que a menudo el escribe. El punto de vista para desenvolver los detalles, la colección de adverbios de modo -visuales, textuales- distribuídos entre sus argumentos, la atinada selección de actores.

En "Million dollar baby" tal como en "Un mundo perfecto" 1993, "Los puentes de Madison" 1995, o en "Rio mistico" 2003, Clint Eastwood hace pie en historias mínimas que desmenuza a la manera de un standard de jazz, esperando que esas existencias -como la música- hable por sí mismas.

Por segunda vez la Academia de Hollywood lo premió como director. En 1992 lo hizo con "Los imperdonables", acaso, el film que cerró el interés del realizador por la mitología del far west.

Si desde la pantalla, el joven Eastwood -y luego el galán maduro- supo arrancar suspiros a la platea, en la vida real no parece haber obtenido malas calificaciones en materia romántica. Acaso Margaret Johnson (su primera mujer y madre de 4 hijos), las actrices Sondra Locke y Frances Fisher, y la periodista Dina Ruiz son el vivo testimonio de sus buenas artes sensuales. Camarógrafo paciente, creador de atmósferas, escrupuloso director de actores, lo que más sorprende de Eastwood es tu talento para escapar a la comodidad de los moldes. Cuando se revisa su producción, es fácil entender el significado de esa célebre línea de texto de "Cazador blanco, cazador negro" 1990: "No dejaré que ocho millones de comedores de palomitas, me digan lo que debo hacer".




Revista Miradas, Enero 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario