Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología, Maestros de la imagen y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

miércoles, 29 de junio de 2011

Invasión, de Hugo Santiago, un objeto estético perfecto.

Sábado, 20 de Diciembre de 2008

INVASION, DE HUGO SANTIAGO, EN VERSION RESTAURADA A NUEVO
Un objeto estético perfecto

Estrenada casi en secreto en el cine Hindú hace casi cuarenta años, aparece en DVD está película mítica. Como todas las ediciones del Malba, ésta se destaca por sus extras, así como por el libro de 150 páginas (trilingüe) que la acompaña.





Por Horacio Bernades


“Mientras pensábamos el guión, yo dibujaba la estructura. Eso a Borges le causaba un poco de gracia”, cuenta el hombre de sombrero blanco. Y se pone a dibujar, frente a cámara, un gráfico que representa la película. “Esta línea es el relato principal. Llega hasta acá, la muerte de Herrera. Ahí se sobreimprime la palabra ‘Fin’, y en ese momento la segunda línea invade por completo el relato principal.” Invasión es justamente el título de esa película mítica, que el hombre del sombrero, Hugo Santiago, ideó durante más de un año, todas las tardes a eso de las cinco, en un salón de la Biblioteca Nacional, junto a quien en ese momento era su director, Jorge Luis Borges. Semisecreta desde el momento mismo de su estreno en el cine Hindú –del que el año próximo se cumplirán 40 años–, Invasión acaba de ser lanzada en DVD por malba.cine, en copia obtenida a partir de un negativo hallado recientemente. De diseño exquisito, el boxset doble se consigue tanto en la sede de ese museo como en videoclubes selectos y cadenas de libros y discos.

Como todas las ediciones del museo que preside Eduardo Costantini, la de Invasión se destaca por sus extras, así como por un libro de unas 150 páginas, de letra apretadísima y en versión trilingüe. Todo ello a cargo del investigador, docente y ensayista David Oubiña, que a esta altura –tras la edición, unos años atrás, del libro El cine de Hugo Santiago– puede considerarse uno de los mayores especialistas en el tema. Una serie de diálogos, celebrados en forma reciente por Santiago y Oubiña, dan lugar a los dos extras que contiene esta edición, cada uno de ellos de alrededor de una hora de duración. El primer diálogo se celebra en el mismo salón de la Biblioteca Nacional donde el realizador dio forma a Invasión, junto a su eminente coguionista. El segundo se escancia en nueve pequeñas partes.

Localizados en distintos puntos del mapa de Aquilea (ciudad imaginaria donde se asienta la ficción), en esos “nueve pequeños films” ese cineasta de la autoconciencia absoluta que es Santiago aborda –con Oubiña casi más como testigo que como entrevistador– cuestiones que van de la dramaturgia de Invasión a la elección del elenco, fundamentando además el sentido del trabajo de cada uno de los rubros técnicos. Impecablemente curado, el libro que acompaña la edición contiene, además de un pequeño ensayo de Oubiña, testimonios de primera agua (Borges, Bioy & Cía), muy buenas críticas de la época (entre ellas, una famosa de Edgardo Cozarinsky) y un fragmento del guión original, en reproducción facsimilar. Uno de los dos únicos films jamás realizados sobre guiones originales del dúo Borges-Bioy (además del posterior Los otros, dirigido también por Hugo Santiago), treinta y nueve años más tarde la magia de Invasión se mantiene intacta.

Podrían imaginarse múltiples razones para esa perdurabilidad. Una es, claro, el carácter de objeto estético tal vez perfecto, construido ladrillo a ladrillo, como una catedral. Otra, su condición casi fantasmal, abstracta, misteriosa. La multiplicidad de referencias, que permiten que una milonga suene a coro griego, arquetipos porteños disparen como héroes de Josef Von Sternberg, un taita de gomina funcione como nuevo Aquiles o la cancha de Boca devenga espacio metafísico. Finalmente, el carácter de alegoría inescrutable, que desperdiga sentidos sin atarse a ninguno. ¿Es Invasión una nueva Ilíada, una modernísima fábula antimodernizante, una épica sobre la resistencia antiimperialista (pero ¿escrita por Borges?), un Eternauta sin Manos, una profecía de la guerrilla urbana? ¿Algunas de esas cosas, o todas? ¿Lo habrán sabido acaso sus autores?


Críticas


La mayor película de la Argentina y uno de los mejores films del mundo en los últimos años ... Invasión, dirigida por Santiago, es sin duda la mejor película jamás realizada por un argentino.5 Ángel Faretta revista Fierro 1989

Sería difícil nombrar a otra película de cine argentino, que tenga como invasión, la situación de ser "La" película de culto. Una película de un carácter excepcional. Eduardo A. Russo, El Amante Cine, 19945

La preocupación política se combina con la ansiedad existencial. La invasion es una de las formas de la muerte (interpretación que sugiere un muy bello poema de Borges cantado a la guitarra6 ). La vida continúa y también la resistencia, pero con otros y para otros. Jean-Louis Bory, Le Nouvel Observateur 19717

Invasión describía el entierro de cierta Buenos Aires, de un modo de vida que moría. Alain Touraine.8

Visión poética en la medida en que Hugo Santiago anima al espectador a ir más allá de las apariencias para tratar de llegar a la esencia de los seres y las cosas, más allá de la corteza superficial de la realidad. Michel Esteve, Estudios, marzo de 19715

Invasión es un objeto cinematográfico autónomo, como los poemas de Quevedo eran objetos verbales autosuficientes para Borges: se beneficia con la necesidad puramente formal de todos sus elementos y la independencia de toda servidumbre realista (Edgardo Cozarinsky, 1969)9


Ficha técnica


Dirección, Hugo Santiago Muchnick
Producción , Hugo Santiago Muchnick
Guion , Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, Hugo Santiago Muchnick
Música , Aníbal Troilo

Reparto

Lautaro Murúa
Olga Zubarry
Juan Carlos Paz

País , Argentina
Año , 1969
Duración, 121 minutos


Fuente: www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos
http://es.wikipedia.org/wiki/Invasi%C3%B3n_%28pel%C3%ADcula_de_1969%29

No hay comentarios:

Publicar un comentario