Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

domingo, 4 de mayo de 2014

50 Peliculas que deberias ver: "Amélie" de Jean-Pierre Jeunet.





Por Julio Diz
Ilustración Anabel Iannone


Amélie Poulain ha llevado una vida muy sobreprotegida. Educada en casa con el soporte de los padres, que constituye su propio mundo de fantasía. Cuando finalmente crece y se mueve a trabajar en un café parisino, Amélie descubre una caja vieja de estaño que contiene los recuerdos olvidados de un niño.

Es entonces cuando decide Amélie ayudar a otros a encontrar el amor y la felicidad, lo que lo hace de una manera mágica y espléndida, sin saber que en el camino para llevar el amor y la felicidad a los demás, terminará por encontrarse a sí misma.

Lo interesante de la película es cómo todos los personajes interactúan entre sí y cómo llevan este plan a ser. Si usted toma la trama en valor absoluto, no hay nada extraordinario. Pero Amélie es una película extraordinaria, porque la forma en que maneja este plan es brillante. La persecución entre Amélie y su interés amoroso es absolutamente impresionante, por decir lo menos, y menos aún extremadamente inteligente.

Los primeros diez minutos de Amélie son sin duda uno de los mejores momentos del cine que he visto. Nunca he sido más positivamente sorprendido por una película como Amélie Usted no puede dejar de ser inmediatamente cautivado por el relato exquisito: Es absolutamente brillante.

La película termina con un estilo casi similar a la narrativa, dando el aspecto de envolver todo el asunto como una gran caja adornada con una cinta.

Audrey Tautou da una actuación brillante en su papel de Amélie. Se presenta el personaje fuerte,  de chica independiente y sin dejar de mostrar compasión con otros personajes que lo necesitan. Es ingeniosa, rápida, cautivadora ...

La puntuación musical de Yann Tiersen es absolutamente impresionante. Si usted no ha escuchado Comptine d'Eté, n ° 2, entonces realmente debe hacerlo. Y funciona perfectamente bien en la película.

Es probablemente la mejor película francesa que he visto. Es una diversión caprichosa, sin preocupaciones y feliz, simplemente. Yo no diría que es una película perfecta, pero está bastante cerca. Todo lo justo cae de una manera excelente en el mismo: la actuación, la cinematografía, la música, la trama, París ...

Es una visita obligada para todo aquel que aprecia las películas. Y, de nuevo, si no estás enganchado por el primer minuto o algo así, les aconsejo volver a verla. Porque algo que definitivamente es geniál, es la secuencia de introducción, que no te agarre distraido.



 

Sinopsis

Amelie no es una chica como las demás. Ha visto a su pez de colores deslizarse hacia las alcantarillas municipales, a su madre morir en la plaza de Notre Dame y a su padre dedicar todo su afecto a un gnomo de jardín. De repente, a sus veintidós años, descubre su objetivo en la vida: arreglar la vida de los demás. A partir de entonces, inventa toda clase de estrategias para intervenir, sin que se den cuenta, en la existencia de varias personas de su entorno. Entre ellas está su portera, que pasa los días bebiendo vino Oporto; Georgette, una estanquera hipocondríaca, o "el hombre de cristal", un vecino que sólo ve el mundo a través de la reproducción de un cuadro de Renoir.

Argumento

Comienza con una voz en off que narra la niñez de Amélie, la cual creció aislada del resto de los niños por decisión de su padre, debido a su equivocada creencia de que ella sufría problemas cardíacos (equivocado pues cada vez que él le hacía un chequeo médico en casa, el corazón de Amélie se disparaba simplemente por el contacto físico con su padre, ya que él normalmente nunca era afectivo con ella). Este hecho, junto con el ambiente tenso que imperaba en su casa debido también a la naturaleza inestable y nerviosa de su madre, y sobre todo por la trágica muerte de ésta al caérsele encima una turista suicida que se lanzó al vacío desde lo alto de la Catedral de Notre Dame, lo que agudizó las tendencias antisociales de su padre, hacen que la niña desarrolle una inusual y activa imaginación.

Como se cita en la película, “pasan los días, los meses y después los años. A su alrededor todo parece tan muerto que Amélie prefiere soñar hasta alcanzar la edad para irse de casa". Amélie cumple 22 años y deja su casa para instalarse en un apartamento en Montmartre que se costea trabajando como camarera del "Café les 2 Moulins” (Café de los Dos Molinos). Amélie no tiene novio, lo intentó una o dos veces, pero los resultados la desanimaron. En su lugar Amélie ha cultivado un gusto por los pequeños placeres, como: meter la mano en un saco lleno de legumbres, romper la capita de azúcar caramelizado de una crema catalana con una cuchara, verle la cara en la oscuridad en el cine a la gente, lanzar piedras en el canal Saint Martin o tratar de adivinar cuántas personas hacen algo en un determinado momento. Pero el 30 de agosto de 1997 ocurre el evento que cambiará la vida de Amélie. Tras una serie de circunstancias por el shock ocasionado al enterarse por televisión del accidente de Lady Di, descubre tras una losa de su baño el pequeño tesoro guardado por un niño hace cuarenta años. Fascinada por el hallazgo, el 31 de agosto a las 4:00 de la madrugada, tiene una idea espectacular: donde quiera que esté, Amélie encontrará al dueño y le devolverá su tesoro. Si lo conmueve, se convertirá en una vengadora del bien. Si no, pues nada.





Con la ayuda de su vecino Raymond (un anciano conocido como “el hombre de cristal” por la debilidad de sus huesos, que lleva 20 años sin salir de casa y que sólo ve el mundo a través de la reproducción de un cuadro de Pierre-Auguste Renoir) y tras una larga búsqueda por toda la ciudad, Amélie consigue finalmente localizar al dueño del tesoro y devolvérselo de forma casual tras una estrategia muy original. El dueño no sólo se emociona profundamente al descubrir que toda su infancia estaba en esa cajita, sino que además se plantea mejorar su vida actual. En ese momento Amélie tiene una sensación de completa armonía y decide volcarse hacia los demás para crearles felicidad en sus vidas. De esta forma, inventa toda clase de estrategias de lo más originales y conmovedoras para intervenir, sin que se den cuenta, en la existencia de varias personas de su entorno. Mientras todo esto sucede y nadie se preocupa por Amélie, ella se ve forzada de forma involuntaria a examinar y valorar su vida solitaria. Este sentimiento se agudiza especialmente tras conocer a Nino, un chico tan raro y soñador como ella, que trabaja medio día en “el tren del horror” y el otro medio en un sex shop, que colecciona las fotos que la gente va desechando en los fotomatones. Amélie siente fascinación por Nino pero prefiere un encuentro casual a una presentación directa. Lo intenta varias veces sin éxito y acaba dejándolo por imposible.

Pero finalmente Raymond, le corresponde con la misma moneda a Amélie, incitándola a buscar lo que había dejado en un segundo plano: su propia felicidad. Así, Amélie, acaba felizmente en los brazos de Nino.


Con Amelie Poulain por Montmatre.




Camarera en el Café Los Dos Molinos, en el barrio parisiense de Montmartre, donde se rodó la película 'Amélie'. /  Foto: Daniel  Mordzinski


En 2001, el director Jean Pierre Jeunet triunfaba en las salas de todo el mundo con Amélie, una película francesa por los cuatro costados que cuenta la historia de una imaginativa joven que trabaja en el café Des Deux Moulins, desde el que contempla con curiosidad a la gente que la rodea. No es fácil saber dónde está exactamente la casa de Amélie, pero está claro que vive en la zona de Abbesses, en Montmartre, porque es esta parada de metro la que utiliza la protagonista (en realidad se rodó en la estación de Porte de Lilas, decorada como si fuese Abbeses).

Uno de los personajes de la película es el dueño de la verdulería, Monsieur Collignon, un hombre huraño que será una de las primeras víctimas de la conspiración de Amélie. La verdadera verdulería de Collignon está en la rue des Trois Frères, justo enfrente del pequeño passage des Abbesses, una callecita con escaleras muy típica del empinado barrio de Montmartre.

En la actualidad, la tienda conserva su fachada de madera de color verde y todavía vende fruta, aunque sobre todo despacha souvenirs de referencia obligada a Amélie: desde postales de la película a gnomos como los del señor Poulain.

Escenario importante en Amélie es el Café des Deux Moulins (15, rue Lepic), con su toldo y su fachada circulares. Permanece todavía tal y como aparece en la película, aunque sin el pequeño puesto de tabaco. Es un café con mucho encanto, que aprovecha el tirón del film; suele estar lleno de turistas.

La Basílica de Sacre Coeur tiene también mucha presencia en la película, pues acoge algunas escenas muy populares. Por ejemplo, cuando Amélie quiere devolverle su álbum de fotos a Nino y comienza el juego en el carrusel de la feria del Square Willeten y continúa por los jardines que suben hasta la basílica, para terminar en uno de los miradores del Sagrado Corazón.




Frases de la película

En 48 horas, su vida cambiará para siempre pero aún no lo sabe. Vive calladamente entre colegas y conocidos.


Me gusta verle la cara a la gente en la oscuridad. Me gusta ver detalles que nadie más nota pero en las películas viejas odio cuando los conductores no miran el camino.

Amélie aún se refugia en la soledad. Se entretiene con preguntas tontas sobre el mundo tales como, "¿Cuántas parejas tienen un orgasmo ahora?".

Si encontraras una reliquia preciosa de tu infancia ¿cómo te sentirías? ¿Feliz? ¿Triste? ¿Nostálgico?

Me encanta ese cuadro. Es el Almuerzo en el Bote. De Renoir. He pintado uno cada año por los últimos 20 años. La parte más difícil son las miradas.

...la única persona que todavía no logro capturar es la chica con el vaso de agua. Está en el medio y afuera a la vez. Quizá sólo sea diferente.

Para un niño, el tiempo es una eternidad. De repente tienes 50. Todo lo que queda de tu infancia cabe en una cajita herrumbrada.

¿Eso fue prenupcial o post-besuqueo?

¿Eres un imbécil congénito?

Quiere recordarle a la gente su cara. Como si mandara su retrato por fax desde el más allá. Un hombre muerto con miedo de ser olvidado.

¿Quieres decir que prefiere imaginarse a sí misma relacionándose con alguien ausente que formar relaciones con los que la rodean?

Es mejor ayudar al prójimo que a un gnomo de jardín.

Una mujer sin amor decae como una flor sin sol.

Sin ti, las emociones de hoy serían la mugre de ayer.

Tuve dos infartos, un aborto y tomé drogas duras durante mi embarazo. Aparte de eso, estoy bien.

¿Estás rasurada? Las tartas peludas no se venden bien.

- Eres preciosa cuando te sonrojas. Como una flor salvaje.
- Es por mi dispepsia.

Son tiempos difíciles para los soñadores.

Amor. El único bicho que no atrae ella.

Si hubiera gente en cada ventana de cada celda susurrando respuestas los tímidos se reirían último.

Amélie se niega a ponerse triste por un chico que se pasa la vida comiendo sopa de col con esa tonta gorra.

¡Si Amélie prefiere vivir en un sueño y seguir siendo una jovencita introvertida tiene todo el derecho a estropear su vida!

- ¡Con los psicóticos sí que ya no puedo!
- Para de acosarlas. Las mujeres necesitan respirar.

Me encanta la palabra, "fracaso". El fracaso es el destino humano... nos enseña que la vida no es más que un esbozo. Un largo ensayo para un largo programa que no se representará.

Tus huesos no son de cristal. Tú puedes con los golpes de la vida. Si dejas que pase esta oportunidad entonces, tu corazón se hará tan seco y frágil como mi esqueleto.

...mientras que en el parque Villette, Félix Lerbier se entera de que hay más conexiones en su cerebro que átomos en el universo.

Ficha Tecnica

Título: Amelie
Título original: Le fabuleux destin d'Amélie Poulain
Dirección: Jean-Pierre Jeunet
País: Francia, Alemania
Año: 2001
Duración: 122 min.
Género: Romance, Comedia
 
Reparto: Audrey Tautou, Mathieu Kassovitz, Rufus, Lorella Cravotta, Serge Merlin, Jamel Debbouze, Clotilde Mollet, Claire Maurier, Isabelle Nanty, Dominique Pinon, Artus de Penguern,Yolande Moreau, Urbain Cancelier, Maurice Bénichou, Michel Robin, Andrée Damant, Claude Perron, Armelle, Ticky Holgado, Kevin Fernandes, Flora Guiet, Amaury Babault, André Dussollier, Eugène Berthier, Marion Pressburger, Charles-Roger Bour, Luc Palun, Fabienne Chaudat, Dominique Bettenfeld, Jacques Viala, Fabien Béhar, Jonathan Joss, Jean-Pierre Becker, Jean Darie, Thierry Gibault, François Bercovici, Franck Monier, Guillaume Viry, Valérie Zarrouk, Marie-Laure Descoureaux, Sophie Tellier, Gérald Weingand, François Viaur, Paule Daré, Marc Amyot, Myriam Labbé, Jean Rupert, Frankie Pain, Julianna Kovacs, Philippe Paimblanc, Mady Malroux, Monette Malroux, Robert Gendreu, Valériane de Villeneuve, Isis Peyrade, Raymonde Heudeline, Christiane Bopp, Thierry Arfeuillères, Jerry Lucas, Patrick Paroux, François Aubineau, Philippe Beautier, Karine Asure, Régis Iacono, Franck-Olivier Bonnet, Alain Floret, Jean-Pol Brissart, Frédéric Mitterrand
 
Distribuidora: Vértigo Films
Productora: Union Générale Cinématographique (UGC), France 3 Cinéma, Canal+, Sofica Sofinergie 5, Tapioca Films, Filmstiftung Nordrhein-Westfalen, Victoires Productions, MMC Independent, Claudie Ossard Productions

Agradecimientos: Frédéric Mitterrand
Casting: Alberte Garo Patricia Van Pierre-Jacques Bénichou, Valerie Espagne
Coproducción: Helmut Breuer
Departamento artístico: Alain Guais, Anja Merz, Britta Bogers, Britta Sassmannshausen, Claudin Brackhagen, Dagmar Wessel, Daniel Kolarov, Delphine Mabed, Fabrice Maux, François Borgeaud, Gregor Hees, Hélène Rey, Herbert Hees, Jacques Pélissier, Jean-Marc Auriol, John Rawsthorn, Jörg Bergen, Jörn Quel, Karin Beizler, Kerstin Krötz, Lorenzo Sartor, Marie-Laure Valla, Michèle Bataille, Nane Stegat, Pascale Bouillot, Ralf Schwamborn, Reiner Brüggen, Stefan Quentin, Thorsten Sabel, Volker Schäfer, Wolfgang Gosberg
Departamento de transportes: Werner Ahrendt
Departamento editorial: Céline Kélépikis, Lionel Kopp, Sophie Vermersch, Yann Malcor, Yvan Lucas
Departamento musical: Edouard Dubois, Jacques Smerlak, Randy Spendlove
Diálogos: Guillaume Laurant
Dirección: Jean-Pierre Jeunet
Dirección artística: Volker Schäfer
Diseño de producción: Aline Bonetto
Efectos especiales: Daniel Lenoir, Delphine Le Roch, Edouard Valton, Jacques-Olivier Molon, Jean-Baptiste Bonetto, Jean-Christophe Spadaccini, Marc Paccosi, Noel Chainbaux, Olivier Gleyze, Séverine De Wever, Solena Collignon, Thierry Reymonenq, Yves Domenjoud
Efectos visuales: Afif Heukeshoven, Alain Carsoux, Alexandre Kolasinski, Andre Brizard, Antoine Simkine, Bruno Le Provost, Christophe Belena, Daniel Trujillo, Didier le Fouest, François Dupuy, Georges Tornero, Jean-Marie Vives, Jean-Paul Rovela, Jeremie Leroux, Jérôme Arthuis, Lucie Bories, Mathieu Le Meur, Michael Belin, Michael Sowa, Olivier Revillon, Pierre Villette, Stephane Dittoo, Stéphanie Dargent, Thierry Delobel, Thomas Duval, Tina Lin, Veronique Zylberfain, Xavier Fourmond
Fotografía: Bruno Delbonnel
Guión: Guillaume Laurant, Jean-Pierre Jeunet
Maquillaje: Dominique Galichet, Jacques-Olivier Molon, John Nollet, Karina Gruais, Myriam Roger, Nathalie Tissier, Reynald Desbant, Véronique Boitout, Vesna Estord, Virginie Duranteau
Montaje: Hervé Schneid
Música: Yann Tiersen
Producción: Claudie Ossard, Jean-Marc Deschamps
Producción ejecutiva: Claudie Ossard
Productor: Alemania: Arne Meerkamp van Embden
Sonido: Alexandre Widmer, Frank Mettre, Gérard Hardy, Guillaume Leriche, Igor Thomas-Gerard, Jean Umansky, Jean-Louis Lebras, Jean-Philippe Angelini, Jean-Pierre Lelong, Laurent Kossayan, Marilena Cavola, Mario Melchiorri, Michel Filippi, Sophie Chiabaut, Stéphane De Rocquigny, Vincent Arnardi
Vestuario: Clémentine Darros Emma Lebail, Madeline Fontaine Sylvie Bello, Véronique Élise

Fuentes:


iannoneanabel@gmail.com
trelcovsky@yahoo.com.ar
http://elpais.com/tag/fecha/20130704
http://frasesdelapelicula.com/el-fabuloso-destino-de-ameliepoulain/
http://cine.estamosrodando.com/filmoteca/amelie/ficha-tecnica-ampliada/


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario