Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Apuntes del 27: La vida en espera.



 
Entrevista con William Vega, director de La Sirga.
 
 
Un bote navega por un lago rodeado de montañas. No hay rastros de civilización urbana a su alrededor, a excepción de una pequeña cabaña que sirve de hostería llamada La Sirga. La joven Alicia baja del bote y se encuentra con un hombre mayor, su tío Oscar. Este es el punto de partida de la pelicula de William Vega, que ahora toma la palabra y la presenta mucho mejor de lo que lo haríamos nosotros:
“Hace varios años trabajaba para una serie de documentales para la televisión Nacional en Colombia. Viajé por áreas remotas, territorios donde las condiciones sociales y políticas han originado el conflicto armado de tantos años. En uno de esos lugares encontré a toda una comunidad que buscaba reconstruir su vida rehaciendo su existencia alrededor de un impresionante lago. Este lugar se llama La Cocha, un sitio sagrado que invita a la inspiración. Esta repleto de símbolos que fueron dictando una historia que mezcla eventos reales con imaginarios y que con el tiempo fueron construyendo esta metáfora llamada La Sirga
Además de los actores, en su mayoría no profesionales, el paisaje se vuelve un protagonista fundamental de la historia, capaz de influir en el destino de los personajes. “Creo firmemente que primero esta el lugar sobre la historia. El lugar ya te genera un estado, una experiencia”, agrega Vega. “Esta laguna imponente a 2800 metros sobre el nivel del mar seguirá ahí cuando ya no estemos. Es decir, somos anecdóticos".
 
 
 
 
 
Factor lugar
"El lugar es todo en esta película", subraya Vega. "Cataliza las relaciones de los personajes y crea toda una atmósfera que es quizás lo más importante de la película. De ahí el reto y la necesidad de rodar en este lugar que es tan distante para gran parte del equipo de producción. Estaba consciente de que las cosas no serían tan fáciles si tu plan de rodaje depende del clima inestable pero creo que justamente renunciar a ese control le da algo muy interesante a la puesta en escena".
Factor tiempo
"El factor tiempo es muy curioso. Los personajes por un lado tratan de ocultar su pasado, pero al mismo tiempo tratan de negar lo que puede pasar en el futuro. Viven como en la espera permanente”, describe Vega. "De alguna forma creo que sus soledades, sus anhelos pueden representarse cierta condición humana de la espera. Pareciera que viviéramos en función de lo que va a pasar o de lo que va a venir. Cuando eso que esperamos llega, ya tenemos nuevos anhelos que nos inscriben en una dinámica cíclica, en un círculo vicioso de deseos que nos plantean un presente inacabado, incompleto. Es algo que me parece muy humano y que quise dibujar a través de estos personajes, que lejos del consumismo capitalista y de la actualización material, cumplen con cierta premisa en la que no son del todo felices pero tampoco del todo desgraciados, porque hasta para eso siempre faltan cinco centavos para el peso."
 
Fuente: www.mardelplatafilmfest.com
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario