Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología, Maestros de la imagen y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

viernes, 8 de abril de 2011

Vivencias del 25 Festival de Mar del Plata.


Perfil de autor: Fabián Fattore

Fabián Fattore presenta Malón, en la Competencia Argentina.


¿Podés presentarte?

Mi nombre es Fabián Fattore y hago películas.

¿Cuáles son las características particulares de tu filmografía?

Me interesa un cine que, al mismo tiempo que aporte ideas, piense sobre su propia forma. También el tratamiento de la realidad y esa zona difusa que separa el documental de la ficción. Entiendo al cine como un dispositivo que produce, antes que nada, sentido. Un sentido ligado a la situación histórica donde se lo produce.




¿Cómo fue tu acercamiento al cine?

Afortunadamente mi acercamiento fue un poco tardío, luego de terminar la carrera de sociología, surgió la posibilidad de viajar y vivir en otro país y así decidí estudiar cine en Barcelona. Antes había tenido experiencia en talleres de teatro, pero nunca fui un cinéfilo; entonces siempre vi el cine como un elemento social que construye imaginario y nunca como mero entretenimiento.

¿Qué significa el cine para vos?

Básicamente la posibilidad de expresarme; de plantear ideas y significados para que circulen, para compartir con otros. Que permita pensar y emocione. También lo entiendo de una manera absolutamente personal e independiente y valoro la posibilidad de trabajar en equipo. El cine es interesante en la medida que refleje mundos personales, íntimos, subjetividades, que haga reflexionar.





"Malón", filme sobre la dura vida cotidiana


El realizador Fabián Fattore presentó su film Malón en Competencia Argentina del 25º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Con gran aceptación del público que acercó a la sala de exhibiciones del Teatro Colón, la película generó un rico debate sobre su temática entre los espectadores y el director.

Agradecido por el contacto con la gente y la recepción de la prensa, Fattore, quien se identificó con el cine "que se mueve en esa frontera difusa entre documental y ficción", señaló que "participar del Festival de Cine es una actividad muy importante y una experiencia enriquecedora que favorece mucho a la difusión y circulación de la película".

"Malón" trata sobre la vida cotidiana y dura de un muchacho del interior que trabaja en un bar, practica box de manera amateur y vive en una pensión en el Gran Buenos Aires. "Para mi una película primariamente es una posibilidad de producir sentido", dijo el joven director y agregó "el cine no es tan solo contar una historia, debe haber una fuerte concepción de la imagen".

Ante una consulta de la prensa, el director explicó que su película es básicamente el personaje. Argumentó que "armé la trama en función de lo que quise mostrar, un cuadro, un gimnasio de box y a partir de ahí busqué por intermedio del guión los elementos dramáticos que los uniera".

Asimismo precisó que el personaje central del film Sosa, interpretado por el clown Dario Levin, "representa a alguien atravesado por muchos discursos, con un contenido político, pero con la conclusión de que el destino individual está atado al del conjunto de la sociedad".




Acerca de "Malón"


Sosa trabaja en un bar, tiene 40 años y emigró solo a Buenos Aires desde su pueblo cuando era muy joven. Su vida es rutinaria; sus días transcurren entre el trabajo y las horas muertas en la pensión donde vive. A veces, charla lacónicamente con su vecina.

El boxeo es casi su única distracción, y entrena de manera amateur. Así transcurren sus días, sin mayores emociones ni altibajos. Hasta que un día, una vieja y gastada postal pegada en un estante de la cocina del bar llama su atención. Lleva años observándola, imaginándola, imaginándose.


Alguien le habla brevemente del cuadro representado en ella, casi al pasar, y Sosa, con la misma naturalidad con que levanta una mesa o golpea la bolsa de arena, decide ir al Museo a conocer la obra original: "La vuelta del malón" de Ángel Della Valle.

Una vez frente a la pintura, Sosa entenderá algunas cuestiones de su vida y finalmente intentará redimirse. Construyendo su ficción a partir de lo real, Malón despliega una mirada minuciosa y descriptiva, en el punto justo entre el documental y ciertas texturas literarias.


Fuentes: Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2010, lacapitalmdq.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario