Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología, Maestros de la imagen y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

viernes, 28 de enero de 2011

Raquel Welch cumplió 70 años.

Sex symbol en un bikini prehistórico: Raquel Welch cumplió 70 años. Su aparición con un bikini en la película "Hace un millón de años", de 1966, la convirtió en icono sexual de los 60 y 70.






FOTOGRAFIADA. En 1966, la estadounidense "Life" la coronó "la mujer más fotografiada del año".





La carrera de Raquel Welch es minimalista: pocas palabras y algunas pieles colocadas estratégicamente sobre su escultural figura. Su aparición con un bikini en la película sobre la prehistoria "Hace un millón de años" (1966) la convirtió en icono sexual de los 60 y 70.

Pero su ardiente mirada y su melena castaña convencían más que su talento interpretativo. El lunes, 5 de septiembre, cumplió 70 años. Aunque Welch, nacida como Jo Raquel Tejada en Chicago, actuó al lado de muchos grandes de Hollywood como James Stewart ("Bandolero") y Frank Sinatra ("Lady in Cement"), esperó mucho tiempo en vano a que le llegara el gran papel de su vida.

En parte, no llegó porque numerosas revistas celebraban sobre todo sus voluptuosas curvas. En 1966, la estadounidense "Life" la coronó "la mujer más fotografiada del año".

Y posteriormente, intentó sin éxito desprenderse de esa magen de reina erótica.
Sus honorarios no eran tampoco nada despreciables: llegó a cobrar hasta un millón de dólares en los años 60 por sus contratos e invirtió el dinero muy precavidamente en una productora propia.

Su talento para la comedia quedó patente en "Los Tres Mosqueteros", que en 1973 le valió un Golden Globe. Sin embargo, a partir de ahí su carrera se le hizo cuesta arriba.




Durante el rodaje de la adaptación de "Cannery Road", de John Steinbeck, los estudios la obligaron a ceder el papel a su colega Debra Winger. En esta ocasión, el minimalismo servía de poco. Por supuesto, la actriz se quejó y logró una indemnización de 11 millones de dólares por daños a su carrera. Pero en realidad, la sentencia de 1980 significó su entrada a la prejubilación.

Como auténtica estadounidense, Welch proviene de una familia de lo más internacional: Su padre, Armando Carlos Tejada, era un ingeniero boliviano de origen francoespañol, y su madre, Josephine Sarah Hall, tenía ascendencia angloescocesa. Ya desde pequeña, Welch asistió a clases de teatro y ballet y durante su adolescencia ganó varios concursos de belleza, entre ellos "Miss Fotogénica" y "Miss Curvas".

Su apellido inglés viene de su novio del colegio y el primero de sus cuatro maridos, James Westley Welch. Después de unos pocos años y dos niños, Welch se hartó del matrimonio, se divorció y comenzó a trabajar como modelo, camarera y chica del tiempo en una cadena de televisión. En 1964 consiguió su primer y modesto papel en la cinta de Elvis Presley "Roustabout".

Ahora, tras su cuarto divorcio -esta vez del pizzero 15 años más joven Richard Palmer-, vuelve a estar soltera. "No puedo soportar que mi marido me traicione. Después de todo, soy Raquel Welch, entiende?", reza una de sus citas más famosas.

Y seguridad en sí misma sigue sin faltarle al día de hoy. La belleza es, en cambio, cuestión de edad. "Por supuesto que ya no uso la misma talla que antes. ­Pero sigo llevando jeans ajustados y creo que me siguen sentando estupendamente! ­Igual que antes!", dijo en 2007.

El editor de "Playboy" Hugh Hefner, que la encontraba "mágicamente atractiva", la situó en el tercer puesto de la lista de las "100 estrellas más sexys" del siglo. Y prueba de que los años no hacen mella en su belleza es también el filme "Legally Blonde" (2001), donde se la ve al lado de Reese Witherspoon.

Fuente: http://www.revistaenie.com/notas/2010/09/03/_-02207725.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario