Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

domingo, 13 de enero de 2008

La guerra de los botones, de Yves Robert










Ficha técnica:
Año de estreno: 1961
Director: Yves Robert
Guión: Yves Robert
Música: Jose Berghmans
Nacionalidad: Francesa
Intérpretes:
Jacques Dufilho. (Pdre de Aztec.) Yvette Etievant . (Madre de Lebrac.) Michel Galabru . (Padre de Bacaille.) Michele Meritz, (Madre de Aztec.) Jean Richard . (Padre de Lebrac.) Pierre Tchernia, (Beduino.) Pierre Trabaud. (Maestro de escuela.) Claude Confortes, (Nestor, el cartero.) Paul Crauchet, (Toueguele.) Henri Labussiere, (Campesino.) Yves Peneau, (Prefecto.) Robert Rollis, (Migue.) Louisette Rousseau, (Madre de Bacaille.)

"La guerra de los botones" fue un éxito del cine francés en 1962, el año que se estrenó este clásico.

Argumento

Cada año, los colegiales de Longeverne y los de Velrans, eternos rivales, entablan una guerra con piedras y espadas de madera. Una guerra especialmente animada donde los dos bandos se preparan para la gran batalla. Las dos tropas rivales son comandadas por el gran Lebrac de Longeverne y por Aztec los de Velrans.
En una de esas batallas, los niños de Longeverne cogen prisionero a un muchacho del pueblecito de Velrasns y Lebrac tiene la idea de arrancarle todos los botones de su ropa. Para impedir esta humillación en la próxima confrontación todos los niños irán desnudos.
Con un final antológico, donde los dos jefes de las bandas acaban abrazándose en un reformatorio.
Fue un auténtico éxito entre los más jóvenes de la época, la película mostraba elementos que todos los muchachos de los sesenta querían tener: una cabaña hecha por ellos mismos en el campo, una chica y una aventura bélica de espadas de madera y tirachinas con pandillas rivales.

Los chicos de la película cantaban una canción que se hizo muy popular:

Mi pantalón
Se me rompió
Se me va a ver
Todo el calzón.

Fuente: http://www.teacuerdas.com/nostalgia-cine-botones.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario