Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología, Maestros de la imagen y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

jueves, 9 de marzo de 2017

Apuntes del 31 Festival.

Campusano - «Integrar a la verdadera comunidad en materia de contenidos»


El prolífico director José Celestino Campusano arremete en la Competencia Latinoamericana con una película rural y carcelaria, filmada en los hermosos paisajes de Bariloche. Surgida de recopilación de anécdotas, y construida a partir de los ya establecidos códigos de Cinebruto -su productora- y de su visita posterior a la periferia de Esquel, El sacrificio de Nehuen Puyelli llega con una belleza visual arrolladora que complementa un inteligente guion para mostrar, desde todos los aspectos cinematográficos, la violencia arraigada, la negación del otro, y el arrebato sistemático de la dignidad.


¿Cómo surge la idea de tu película?
Hace cuatro años realicé un recorrido por la Patagonia, pasando por Neuquén, Bariloche, El Bolsón, Esquel, y Choele Choel. De las anécdotas recibidas surgieron tres historias de las cuales ya hemos filmado dos, El sacrificio de Nehuén Puyelli y El Azote. El método es siempre el mismo, integrar a la verdadera comunidad en materia de contenidos, personificación, producción y difusión. En este caso en particular la idea comienza a cobrar cuerpo visitando la periferia de Esquel.

En El sacrificio de Nehuen Puyelli encontramos al Campusano de Vikingo, o Vil romance. ¿Creés que es así, y qué lugar ocupa o qué incorpora en el corpus de tu filmografía?

Ocupa un lugar desde el cual se vuelve a ratificar que Cinebruto es una productora que trabaja con personas ignotas, sean actores o no, y desde el interior de las comunidades. Pero recurriendo, de hacer falta, a los aportes tecnológicos más aggiornados.



La técnica es uno de los puntos que llama mucho la atención, ¿Qué elementos tuviste en cuenta para lograr una belleza visual que impacta?
En estas ciudades patagónicas es muy difícil filmar sin que se filtren planos bellos, más aún, salvo en un par de tomas, procuramos evitar a conciencia el caer en una suerte de cine turístico.

Hay múltiples temáticas que se entrecruzan en un hilo conductor que hace pie en la violencia, en la negación del otro, la usurpación de las tierras, el trabajo y la dignidad, ¿Cómo fue el proceso de escritura del guion para lograr tantos niveles interpretativos?

El proceso del guion es siempre el mismo, buscamos respetar los verdaderos modos del habla, las creencias y el lenguaje corporal de cada cual, sin sustituirlos por suposiciones. Es decir que nuestros guiones surgen de múltiples situaciones de diálogo y consulta con referentes sociales, testigos presenciales o con los propios causantes.

Ya hay un elenco estable en tus películas, y a su vez, desarrollan papeles disímiles y muy bien construidos ¿Cómo trabajás las actuaciones con ellos y con los nuevos actores?
No recurro a una fórmula, no todos reaccionan con igual intensidad ante los mismos estímulos. El talento innato es bastante común en integrantes de los colectivos que venimos abordando, y de mi parte, estoy más que dispuesto a aceptarlo y agradecerlo. A veces una herramienta efectiva en el manejo actoral se puede tornar desastrosa para asombro de todos.


Fuente: Página oficial 31 Festival Internacional de Cine de Mar Del Plata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario