Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

domingo, 25 de diciembre de 2011

El adios a Ken Russell, el gran provocador.

El gran provocador


El cineasta británico Ken Russell fue uno de los grandes provocadores del cine en los años 70. El director de Mujeres enamoradas ha muerto a los 84 años en su residencia de Hampshire (Reino Unido).

28/11/2011

Por Juan Luis Sánchez



Henry Kenneth Alfred Russell nació en Southampton, el 3 de julio de 1927. Tras servir en la Royal Air Force y trabajar en el campo del transporte marítimo, despuntó con sus fotografías, y dirigió documentales como aficionado. Gracias a todos estos trabajos consigue un trabajo para BBC, donde en un primer momento rueda varios documentales sobre arte.

Durante su época en la televisión despuntó con sus extravagantes telefilms sobre famosos compositores, como The Debussy Film, cercano al surrealismo, y Danza de los siete velos, en torno a Richard Strauss, que causó un gran escándalo sobre todo porque la familia Strauss se opuso a su exhibición. Tuvo una gran repercusión su cinta Pop Goes the Easel, sobre el Pop Art, que influyó a Stanley Kubrick, pues rodó La naranja mecánica con una estética muy similar.

En la gran pantalla debutó con French Dressing, un fracaso rotundo, por lo que Russell tuvo que volver a BBC durante tres años. Finalmente estrenó en la gran pantalla El cerebro de un millón de dólares, su cinta más convencional, que forma parte de la serie del agente Harry Palmer, interpretado por Michael Caine.


En 1969 obtuvo un enorme éxito con Mujeres enamoradas, adaptación de la novela de D.H. Lawrence con la que Glenda Jackson ganó el Oscar a la mejor actriz, y que mostraba por primera vez en una película comercial un desnudo frontal masculino. La pasión de vivir es una atípica biografía de Tchaikovsky.

En los 70, Ken Russell se desató, dando rienda suelta a su pasión por el escándalo y la provocación. En ese sentido se lleva la palma Los demonios, con Oliver Reed interpretando a un sacerdote, y que no pasa de ser una acumulación de desnudos y proclamas anticlericales. Las distribuidoras de Estados Unidos y Gran Bretaña decidieron estrenarla recortando numerosos fragmentos. También sufrió recortes el vistoso musical El novio.

Otro musical, Tommy, basado en la ópera rock de The Who, supuso uno de sus mayores éxitos, aunque otras de sus cintas tuvieron un recibimiento más discreto, como la psicodélica Estados alterados, con William Hurt como científico que experimenta en sí mismo los efectos de las drogas alucinógenas. En Lisztomania, la cumbre del delirio, el cantante de The Who, Roger Daltrey, interpreta al compositor Franz Lizst, que llega a pelearse con Adolf Hitler.

En La pasión de China Blue, Kathleen Turner encarnaba a una diseñadora de moda que por la noche ejercía como prostituta, mientras que Anthony Perkins encarnaba a un predicador televisivo. Durante el rodaje, Russell se sintió tan presionado por la productora, que decidió no volver a rodar en Hollywood. Volvió al Reino Unido para rodar la visualmente excesiva Gothic, en torno a la creación de la novela "Frankenstein", de Mary Shelley, tema tratado de forma muy distinta, pero con mejor fortuna posteriormente por Gonzalo Suárez en Remando al viento. Curiosamente, el mismo año que Hugh Grant rodó la cinta del español también fue uno de los protagonistas de la cinta de Russell La guarida del gusano blanco, adaptación de una novela de otro legendario escritor del género de terror, Bram Stoker, el creador de Drácula.


Se divorció en 1978 de Shirley Russell, diseñadora de vestuario de numerosas cintas, entre ellas algunas suyas, con la que había tenido cinco hijos, que también se dedican al cine, en diferentes modalidades. Desde entonces, Ken Russell estuvo ligado a otras tres mujeres.

En los 90, Ken Russell fue abandonado por completo por el gran público. Tuvo cierta repercusión Puta, con Theresa Russell (que a pesar del apellido no está ligada familiarmente con el realizador) interpretando a una prostituta, que cuenta a la cámara los peligros de su profesión. Él mismo interpretaba a un personaje secundario, así como en la cinta de Fred Schepisi La casa Rusia, donde encarnaba a un homosexual. Durante la última etapa de su carrera volvió al terror con La caída de la casa Usher (2002), fallida adaptación del relato de Edgar Allan Poe, y el segmento "The Girl With Golden Breasts", de la cinta de terror Trapped Ashes.

Filmografía

Elgar (1962)
French Dressing (1964)
Billion-Dollar Brain (1967)
Mujeres enamoradas (1969)
The Music Lovers (1970)
The Boy Friend (1971)
The Devils (1971)
El mesias salvaje (1972)
Mahler (1974)
Tommy (1975)
Lisztomania (1977)
Valentino (1977)
Estados alterados (1980)
La pasión de China Blue (Crimes of Passion) (1984)
Gothic (1986)
Aria (corto) (1987)
The Lair of the White Worm (1988)
Salome's Last Dance (1988)
The Rainbow (1989)
Whore (a.k.a. If you Can't Say It, Just See It) (1991)
Prisoner of Honor (1991)
Mindbender (1996)
Tracked (a.k.a. Dogboys) (1998)
The Lion's Mouth (2000)
The Fall of the Louse of Usher (2002)
Invasion of the Not Quite Dead (2008)



Fuente: http://www.decine21.com/especial/Ken-Russell-3253

lunes, 19 de diciembre de 2011

Marfici 2011, cuarta parte.



Retrospectiva Iván Noel.


Por Diego Menegazzi.




Iván Noel tenía 11 años cuando rodó su primer cortometraje en 8mm, el cual incluía escenas que necesitaron de más de 200 extras. Iván también compuso la banda sonora, tocando un piano al mismo tiempo que la bobina se proyectaba para todos los niños de su colegio. Como durante su adolescencia no podía cursar estudios cinematográficos, Iván comenzó a estudiar música a los 13 años en Inglaterra, consiguiendo excelentes notas en el Royal College of Music de Londres, lo que le permitió realizar giras por Europa como solista de guitarra clásica.




Más tarde, tras recibir el Bachelor of Arts por la Universidad de York y estudiar composición musical para cine, ingresó en la prestigiosa escuela cinematográfica "FEMIS" de París. Sin embargo, la muerte de su padre le llevó a abandonar los estudios y se desempeñó como profesor de música y teatro en diferentes colegios internacionales, sin dejar de participar en conciertos y dirigir espectáculos teatrales. Durante este tiempo también realizó exposiciones de fotografía y escribió composiciones de música pop, por las que fue galardonado en 2004.




Unos años después retoma su carrera cinematográfica en Andalucía, realizando dos sorprendentes films, En tu Ausencia (2008) y Brecha (2009), que han tenido una importante repercusión en festivales internacionales, pero sin embargo no han conseguido acceder a los circuitos de distribución europeos. Recientemente presentó ¡Primaria! (2010), que fue la única película española seleccionada para el Festival de Cine de Tokio. Más allá de la buena acogida que tuvo allí, no parece sencillo su estreno en salas comerciales. Mientras esperamos que esta situación cambie, el MARFICI le dedica una retrospectiva a la obra de Iván Noel, para que los espectadores puedan conocer sus films, todos ellos inéditos en la Argentina.

El cine de Iván Noel se aleja de ciertas tendencias estereotipadas del cine independiente español, con una sabia mezcla de realismo, humor y poesía visual. Sus historias abordan el mundo de la infancia, siempre observado desde un ángulo distinto. Al describir fielmente situaciones y sentimientos que son problemáticos, también devela la profunda complejidad de las relaciones humanas. Actualmente se encuentra en Argentina trabajando en su nuevo opus, Vuelve, un thriller en el cual el director busca acercarse al género de terror desde una nueva perspectiva.


En tu ausencia
España/Canadá, 2008. 99 min.
Elenco: Gonzalo Sánchez Salas, Francisco Alfonsín, Ana Tutor
Producción: Noel Films


Brecha
España, 2009. 93 min.
Elenco: Francisco Alfonsín, José Ramón Lafita, Lola Mendoza
Producción: Noel Films


¡Primaria!
España, 2010. 90 min.
Elenco: Francisco Alfonsín, Maica Sánchez, Eva Rubio
Producción: Noel Films


Fuente: www.marfici.com

jueves, 8 de diciembre de 2011

Animacine: Gaturro, la película.



Maullidos de amor

El popular personaje creado por Nik llegó a los cines. Con animación en 3D, llevó cuatro años de preparación y costó tres millones y medio de dólares. La historia cuenta cómo Gaturro quiere conquistar a Agatha convirtiéndose en un actor famoso de la televisión.

GATURRO, LA PELÍCULA

Aventuras de un gato enamorado.

La película fue realizada en la India, su director, Gustavo Cova, y Nik cuentan los entretelones de un proyecto a gran escala.

Por Laura Gentile



Después de cuatro años de arduo trabajo y de una inversión de más de tres millones y medio de dólares, idas y venidas entre México, Argentina y la India, Gaturro el popular personaje creado por el dibujante Nik, llegó a las salas de cine y en 3D. Dirigida por Gustavo Cova (el mismo realizador de Boogie, el aceitoso), Gaturro, la película, es una coproducción entre la Argentina Illusion Studios, Anima Estudios, de México, y Toonz Entertainment, de la India.

Sentados en los estudios de Illusion, el director y el propio Nik explican que, de todo el largo proceso, la construcción del guión fue un punto clave. Llevó un año y medio, sufrió diferentes modificaciones y participaron en su realización nada menos que seis guionistas: Nik; su mujer y colaboradora, Laura Losoviz; Adriana Lorenzón; Esteban Garrido; Mariano Podestá (de Mosca & Smith) y Belén Wedeltoft. Además de un script doctor de Canadá (que trabaja de corregir guiones), quien aportó una mirada más internacional.

“Es que lo fundamental es tener una buena historia para contar –explica Cova-. Esa es la herramienta más importante que tiene el director, para que el espectador se emocione, se entretenga, salga modificado de alguna manera de la sala: que en esa hora y media entre en el sueño ajeno”.

La historia (con mucho humor y aventura y con claras intenciones de eludir la típica infantil) encuentra a Gaturro tratando, como siempre, de conquistar el corazón de su amada (y algo histérica) Agatha. Para lograrlo no se le ocurre mejor idea que convertirse en estrella de la televisión. Un camino largo que lo llevará a entender que no necesita ser popular para ser querido. Hasta hay un millonario (¿cualquier referencia a Ricardo Fort es pura coincidencia?) que le disputa el amor de su gatita. “Nos parecía importante en este momento tan mediático, y a veces vacío de contenidos, decir que no es lo más importante en la vida ser exitoso, sino tener éxito a través de lo que hayas hecho”, explica Cova.

“A partir de la Tinellización es muy común escuchar que los jóvenes quieren ser famosos como un objetivo en sí –describe Nik-, porque eso presupone algo para acceder a otra cosa”. Y agrega: “Yo creo que en realidad no importa tanto el grado de trascendencia que tenga lo que uno hace, puede ser muy trascendente para uno, para su entorno, para su familia y está bien. Pareciera que la gente no le da trascendencia a sus logros si no son trascendentes para todo el mundo”. Es así que Gaturro, después de distintas aventuras, termina comprendiendo que lo único que tiene que hacer para acercarse a Agatha es ser él mismo. “Algo que parece una obviedad pero de lo que nos olvidamos todo el tiempo”, afirma el director.





El traspaso de la gráfica al mundo audiovisual se dio, según el papá de la criatura, de una manera bastante fluida. “Ya hace un tiempo empezamos a imaginar cómo sería la etapa audiovisual del personaje –explica Nik-. Creo que la tira tiene mucho de dibujito animado: Gaturro va, rebota, pone caras todo el tiempo, mira a cámara, le habla al espectador, su historieta está llena de onomatopeyas”.

Primero pensaron en la televisión, hasta llegar a escribir guiones y hacer pruebas en 2D, incluso hicieron muñecos. “No le encontrábamos el formato ideal –explica Nik-, el 2D suena antiguo, el muñeco suena a Muppets. Hasta que apareció la productora Illusion y nos llamó y hubo una confluencia de visiones y opiniones. Hace cinco años nunca me hubiera imaginado que íbamos a tener una película íntegramente hecha en computadora y además en estereoscopia, que es el efecto tridimensional”.





¿Tenías reparos para que siguiera siendo Gaturro?

Cuando vi toda la película lo que me asombró es que conserva muchísimo del original en la gráfica –responde Nik-, la estética, el espíritu de los personajes. Creo que lo más logrado de la película, y ése es uno de los grandes méritos de Gustavo, es que la historia es muy sólida. Cuando la vi salí medio lloriqueando, y mirá que hay que emocionar a los autores, porque uno participa de todo el proceso. Creo que la estereoscopia ayuda.

Para Nik el asunto de las 3D no es fortuito. “Gaturro, ya desde la historieta, era una especie de dibujito animado plano, los chicos ya lo veían con volumen y lo querían ver con volumen. Una de las cosas que nos animó a hacerlo y hacerlo en 3D fue que no era una cuestión forzada de decir “quiero tener mi película”, sino que lo pedían del otro lado”.

Ese deseo de corporización de lo leído lo vivió Nik en carne propia. “Cuando era chico y leía los comics siempre tenía la ilusión de que cobraran vida –recuerda-. Leía Snoopy, Tintín, Mafalda, miraba los dibujos y decía “no me puedo imaginar que esto es sólo un señor que se sentó con un lápiz a dibujar”. Para mí existían efectivamente. Pensaba que si salía a la calle me iba a encontrar con un perrito como Snoopy o con una nena como Mafalda, esa ilusión de vida creo que también estaba en los chicos con Gaturro”.

Pero si bien es una continuidad, el director destaca que la película de Gaturro funciona como una entidad autónoma del mundo Gaturro. “No se necesita ser fan de él para disfrutar el film. De hecho, por ejemplo, se va a estrenar en India y allá aún no lo conocen a Gaturro. Pero a la vez los fanáticos se van a encontrar con un montón de personajes de ese mundo que respeta su idiosincrasia y un montón de guiños del mundo de Nik”.

Y si por un lado el film tiene una clara proyección internacional, la estética de Gaturro mantiene cierta idiosincrasia local. “Cuando vos ves a Gaturro y Agatha caminando por el barrio –describe Nik- es un barrio como puede ser el barrio de casas bajas de San Isidro, está lleno de códigos nuestros, las veredas con árboles, las casas con un mini frente y pastito que es muy de acá”. Y Cova agrega: “De todos modos no deja de ser internacional por tener mucho nuestro”.





La elección de las voces gatunas.

Para elegir las voces de Gaturro, Agatha y el resto de los personajes se realizó un casting entre más de 200 personas y tanto Nik como Laura Losoviz, su mujer y colaboradora, fueron participes de la elección. “Fuimos cerrando el abanico hasta quedarnos con cinco o seis personas para cada personaje –explica el director de la película, Gustavo Cova-. Finalmente se los presentamos a ellos con las imágenes, sin que supieran quién era quién, porque a esa altura ya estábamos todos muy influenciados”.

Cova y Nik están felices con el equipo elegido. Gaturro es Mariano Chiesa “un genio y excelente persona”. Mientras que Agatha es Agustina González Cirulnik. “Realmente son todos fabulosos –afirma Cova-, hay una camada nueva de doblajistas y locutores sumamente talentosos. En la Argentina se está haciendo mucho doblaje, incluso Disney está doblando muchas películas para televisión acá y no en México, que tiene una experiencia impresionante en el tema”.

Justamente, como el sonido se trabajó en los Anima Studios de México, los mexicanos querían hacer las voces allá. “Nosotros nos negamos, porque Nik quería tener el dominio pleno de la elección de las voces. Y la verdad que los mexicanos quedaron sorprendidísimos con la calidad de las voces. Y eso que ellos son supuestamente los reyes del doblaje de las películas de animación”.

Gaturro se movió en la India

Toonz Entertainment es una productora de la India (país que posee una de las industrias cinematográficas más grandes del mundo) que se ocupa de la “externalización” de servicios de animación, bastante utilizada por productores de los Estados Unidos y Europa. Su atractivo: la relación costo-calidad. Toonz fue la encargada de parte de la animación de Gaturro. Tarea compartida que implicó numerosos viajes hacia allá y el “animatic” (esos dibujos animados en tiempo sobre las voces) grabado con voces de referencia en inglés para encontrar un idioma en común. La diferencia de idioma no fue barrera para que los expertos de allá “se enamoraran” de Gaturro. “Ni Nik ni Gaturro son populares en la India –explica Gustavo Cova-, y sin embargo los indios se engancharon con Gaturro y se maravillaron con el personaje. También se enamoraron de las historietas y cada uno de los chicos que viajaban debían llevarles historietas nuevas”.

Punto de vista: Nadie en Bogart.

Por Miguel Frías

En “Sueños de seductor”, el personaje de Woody Allen (Allan), recién abandonado y humillado por su esposa, intentaba conseguir pareja fingiendo ser el que no era: hasta se compraba trofeos de natación e impostaba rudeza. Su ejemplo era Bogart en “Casablanca”. Pero, después de varias salidas con pésimos resultados, sedujo –sin buscarlo- a su mejor amigo (casada): la que le presentaba candidatas, la única que lo veía tal cual era. Gaturro aprendió la misma lección con Agatha. Todos deberíamos aprenderla. Después de todo, tal vez no sea tan grave resignarse a ser uno mismo.

Fuente: Diario Clarín, Suplemente espectáculos, viernes 10 de septiembre de 2010.