Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología, Maestros de la imagen y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Perfiles del 24 Festival de Cine de Mar del Plata, entrevista a Pablo Stoll

12 noviembre 2009


Entrevista a Pablo Stoll - Director de Hiroshima



¿Podés presentarte?

Pablo Stoll Ward, oriental, soltero, de 35 años. Vivo con mi novia y un gato en Montevideo. Mi color preferido es el violeta. Estoy enojado con el 52% de los uruguayos. Y no creo que se me pase.

¿Cuáles son las características particulares de tu filmografía?

Hice tres películas, 25 Watts y Whisky, junto a Juan Pablo Rebella. Hiroshima es mi primer película en solitario. Creo que siempre hago comedias, pero eso lo tendrán que decir otros.


¿Cómo fue tu acercamiento al cine?

En Montevideo durante los 80 era costumbre que en los cumpleaños infantiles apareciera un señor con un proyector super 8 y una pantalla. Se proyectaban fragmentos de películas: La guerra de la galaxias, Cupido motororiado, El mago de Oz, entre otras. Ese fue mi acercamiento al cine.

¿Qué es para vos el cine?

La forma más completa de contar historias, el arte burgués del siglo XX por antonomasia, la más acabada forma de la industria del entretenimiento, un oficio que estoy aprendiendo.


¿Cómo fue tu aproximación al tema de tu película en Competencia?

Hiroshima es un retrato de mi hermano Juan Andrés en el que él mismo es el protagonista. La idea de hacer la película vino de las conversaciones con mi hermano sobre sus días, que para mi contenían algo de misterio. ¿Qué hace este tipo todo el día? me preguntaba y entonces, basandome en las pocas cosas que Juan Andrés me decía armé el guión. La película es muda porque mi hermano habla poco, pero además porque quería trabajar de una manera cinematográfica sobre esa sensación que me da mi
hermano de estar siempre un poco alejado de la realidad de los que lo rodeamos.

¿Cuáles fueron los desafíos al momento de dirigir el largometraje?

Por un lado estaba dirigiendo mi primera película solo y además estaba dirigiendo a mis hermanos y a mi padre. Fue raro.

Hiroshima parece invitar al espectador a un viaje a lo profundo de un domingo a la tarde. ¿Cuál fue tu búsqueda inicial para lograr esta sensación?

No creo que sea domingo aunque la película no dice nada, pasan cosas que no son de domingo. En todo caso la idea era instalar un clima extraño un poco onírico en la segunda parte y de cierta extrañeza en la primera.

¿Cuál es el rol que juega la música desde la realización?

El personaje escucha música todo el tiempo. La música que escucha o que hace es una forma que él tiene de comunicarse con el mundo que lo rodea. Esta película siempre se planteo como un musical. Mudo, pero musical al fin.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Mi proyecto en general es seguir haciendo películas.





Competencia Latinoamericana: Hiroshima

Sinopsis

Un joven trabaja en una panadería. Empaqueta la última bolsa de grisines y vuelve caminando a su casa, temprano en la mañana. Evita cruzarse con su familia, se encierra en su cuarto y antes de dormir lee una nota firmada por sus padres donde le anuncian que lo anotaron en un sorteo de TV. Con este fresco post adolescente comienza la última película de Pablo Stoll –primera sin la codirección del fallecido Juan Pablo Rebella–, un envolvente musical mudo donde casi todo es devorado por las canciones, el sonido ambiente y el ruido de objetos que interactúan con el tránsito del protagonista, quien no es otro que Juan, hermano del director. Como en un extraño satori, atado a medias al presente, Juan se vincula con las cosas en cuanto aparecen y las deja guiado por un impulso suave, sin demasiada vehemencia. Iluminado y parpadeante como la luz a dínamo, el muchacho avanza, se mueve y pedalea por entornos desolados, vuelto hacia sí como una isla y con un pálpito de explosión nuclear inminente. Pero Hiroshima no plantea un culto de la deriva juvenil, sino una manera sensitiva y visual de mostrar el ritmo metafísico de la existencia. Aquí sólo tienen voz los niños pitcheados de un video en Súper 8 o un bebé balbuceante. Los adultos están silenciados; el mundo de lo intraducible resuena.



Pablo Stoll

Nació en Montevideo, Uruguay, en 1974 y estudió Comunicación Social en la Universidad Católica del Uruguay. Junto con Juan Pablo Rebella (1974-2006), escribió y dirigió los largometrajes 25 Watts (2001) y Whisky (2004), y los videos Nico de Exilio Psíquico, El faro de Buenos Muchachos, Frágil de La Vela Puerca e In the city de Astroboy. Entre 2006 y 2007 se desempeñó como guionista y director del programa de humor televisivo Los informantes.



ficha tecnica

Uruguay / Colombia / Argentina / España
2009 / 80' / 35 mm / Color


Direccció: Pablo Stoll
Guión: Pablo Stoll
Fotografía: Arauco Hernández Holz
Escenografía: Pablo Stoll, Fernando Epstein
Dirección artística: Gonzalo Delgado Galiana
Sonido: Daniel Yafalián
Producción: Jhonny Hendrix, José María Morales, Hernán
Musaluppi, Diego Ramírez
Coproducció: Control Z Films, Antorcha Films, Rizoma
Films, Wanda Films
Interpretes: Noelia Burlé, Leonor Courtoisie, Juan Andrés
Sala, Guillermo Stoll, Mario Stoll


Fuente:© Festival Internacional de Cine de Mar del Plata
nook diseño web / Big Sur

No hay comentarios:

Publicar un comentario