Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología, Maestros de la imagen y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

miércoles, 20 de enero de 2016

Apuntes del festival número 30.

«El apóstata» - Repensar las creencias

Álvaro Ogalla, protagonista de El apóstata, presenta la película de Federico Veiroj en la Competencia Internacional




Una huida es también una búsqueda. Y a partir de esta premisa, el director uruguayo Federico Veiroj construye un relato intimista de inteligente y fresca mirada sobre aquello que damos por sentado.

La búsqueda, encarnada en el protagonista Tamayo comienza con su intención de apostatar. Sin embargo, y quizás ahí yace la fortaleza de El apóstata, el cuestionamiento inicial se expande, y en clave seudo existencialista, todo lo que lo rodea se pone en jaque.




La pregunta primaria es en todo caso la excusa para deshilvanar aquello perpetuamente naturalizado. No es la religión lo que se subraya, ni la intención de escapar de sus creencias. Se subraya bellamente la intención de fortalecer la fe, en todas las cosas que hacen a la naturaleza humana. Envuelto en un raid de burocracia y fuertes negativas, su deseosa apostasía se convertirá progresivamente en una forma de analizar, escudriñar y valorizar su entorno, con una sutil procacidad y osadía.
 
Federico Veiroj pone en la piel de este madrileño luchando por salirse de los registros de la Iglesia Católica los atributos de una generación que se cuestiona su entorno, su presente y principalmente su pasado. Y lo hace desde un guion a la medida de un relato sensible y lúcido, con ojos de niño, como si se recuperara, por un instante el poder del asombro, vedado para la mayoría de los adultos.


https://www.youtube.com/watch?v=2n7osrLRyMA&feature=player_embedded

No hay comentarios:

Publicar un comentario