Julio Diz

Mi foto
Nació en la ciudad de Lanús, Buenos Aires, Argentina, el 27 de junio de 1956. Desde muy pequeño concurrió al cine, descubriendo a Walt Disney en el viejo Cine Monumental de la ciudad de Bernal. Ya de grande, Román Polanski y su film, “Cul de Sac” fueron los movilizadores hacia el cine de culto. En los años ’70, estudió cine en la EDAC, (Escuela de arte cinematográfico) de la ciudad de Avellaneda. En los ’80 cursó en CECINEMA, (Centro de estudios cinematográficos) dirigido por José Santiso, y asistió al Seminario Introducción al lenguaje cinematográfico, dictado por Simón Feldman. Incursionó en el Cine de Súper 8 y 16 MM. Asociado a UNCIPAR (Unión cineistas en paso reducido), fue cofundador del Biógrafo de la Alondra. Es editor de Woody y todo lo demás, Series de antología y el presente blog. Actualmente trabaja en su primer libro, “Los tiempos del cine”.

miércoles, 29 de junio de 2011

Invasión, de Hugo Santiago, un objeto estético perfecto.

Sábado, 20 de Diciembre de 2008

INVASION, DE HUGO SANTIAGO, EN VERSION RESTAURADA A NUEVO
Un objeto estético perfecto

Estrenada casi en secreto en el cine Hindú hace casi cuarenta años, aparece en DVD está película mítica. Como todas las ediciones del Malba, ésta se destaca por sus extras, así como por el libro de 150 páginas (trilingüe) que la acompaña.





Por Horacio Bernades


“Mientras pensábamos el guión, yo dibujaba la estructura. Eso a Borges le causaba un poco de gracia”, cuenta el hombre de sombrero blanco. Y se pone a dibujar, frente a cámara, un gráfico que representa la película. “Esta línea es el relato principal. Llega hasta acá, la muerte de Herrera. Ahí se sobreimprime la palabra ‘Fin’, y en ese momento la segunda línea invade por completo el relato principal.” Invasión es justamente el título de esa película mítica, que el hombre del sombrero, Hugo Santiago, ideó durante más de un año, todas las tardes a eso de las cinco, en un salón de la Biblioteca Nacional, junto a quien en ese momento era su director, Jorge Luis Borges. Semisecreta desde el momento mismo de su estreno en el cine Hindú –del que el año próximo se cumplirán 40 años–, Invasión acaba de ser lanzada en DVD por malba.cine, en copia obtenida a partir de un negativo hallado recientemente. De diseño exquisito, el boxset doble se consigue tanto en la sede de ese museo como en videoclubes selectos y cadenas de libros y discos.

Como todas las ediciones del museo que preside Eduardo Costantini, la de Invasión se destaca por sus extras, así como por un libro de unas 150 páginas, de letra apretadísima y en versión trilingüe. Todo ello a cargo del investigador, docente y ensayista David Oubiña, que a esta altura –tras la edición, unos años atrás, del libro El cine de Hugo Santiago– puede considerarse uno de los mayores especialistas en el tema. Una serie de diálogos, celebrados en forma reciente por Santiago y Oubiña, dan lugar a los dos extras que contiene esta edición, cada uno de ellos de alrededor de una hora de duración. El primer diálogo se celebra en el mismo salón de la Biblioteca Nacional donde el realizador dio forma a Invasión, junto a su eminente coguionista. El segundo se escancia en nueve pequeñas partes.

Localizados en distintos puntos del mapa de Aquilea (ciudad imaginaria donde se asienta la ficción), en esos “nueve pequeños films” ese cineasta de la autoconciencia absoluta que es Santiago aborda –con Oubiña casi más como testigo que como entrevistador– cuestiones que van de la dramaturgia de Invasión a la elección del elenco, fundamentando además el sentido del trabajo de cada uno de los rubros técnicos. Impecablemente curado, el libro que acompaña la edición contiene, además de un pequeño ensayo de Oubiña, testimonios de primera agua (Borges, Bioy & Cía), muy buenas críticas de la época (entre ellas, una famosa de Edgardo Cozarinsky) y un fragmento del guión original, en reproducción facsimilar. Uno de los dos únicos films jamás realizados sobre guiones originales del dúo Borges-Bioy (además del posterior Los otros, dirigido también por Hugo Santiago), treinta y nueve años más tarde la magia de Invasión se mantiene intacta.

Podrían imaginarse múltiples razones para esa perdurabilidad. Una es, claro, el carácter de objeto estético tal vez perfecto, construido ladrillo a ladrillo, como una catedral. Otra, su condición casi fantasmal, abstracta, misteriosa. La multiplicidad de referencias, que permiten que una milonga suene a coro griego, arquetipos porteños disparen como héroes de Josef Von Sternberg, un taita de gomina funcione como nuevo Aquiles o la cancha de Boca devenga espacio metafísico. Finalmente, el carácter de alegoría inescrutable, que desperdiga sentidos sin atarse a ninguno. ¿Es Invasión una nueva Ilíada, una modernísima fábula antimodernizante, una épica sobre la resistencia antiimperialista (pero ¿escrita por Borges?), un Eternauta sin Manos, una profecía de la guerrilla urbana? ¿Algunas de esas cosas, o todas? ¿Lo habrán sabido acaso sus autores?


Críticas


La mayor película de la Argentina y uno de los mejores films del mundo en los últimos años ... Invasión, dirigida por Santiago, es sin duda la mejor película jamás realizada por un argentino.5 Ángel Faretta revista Fierro 1989

Sería difícil nombrar a otra película de cine argentino, que tenga como invasión, la situación de ser "La" película de culto. Una película de un carácter excepcional. Eduardo A. Russo, El Amante Cine, 19945

La preocupación política se combina con la ansiedad existencial. La invasion es una de las formas de la muerte (interpretación que sugiere un muy bello poema de Borges cantado a la guitarra6 ). La vida continúa y también la resistencia, pero con otros y para otros. Jean-Louis Bory, Le Nouvel Observateur 19717

Invasión describía el entierro de cierta Buenos Aires, de un modo de vida que moría. Alain Touraine.8

Visión poética en la medida en que Hugo Santiago anima al espectador a ir más allá de las apariencias para tratar de llegar a la esencia de los seres y las cosas, más allá de la corteza superficial de la realidad. Michel Esteve, Estudios, marzo de 19715

Invasión es un objeto cinematográfico autónomo, como los poemas de Quevedo eran objetos verbales autosuficientes para Borges: se beneficia con la necesidad puramente formal de todos sus elementos y la independencia de toda servidumbre realista (Edgardo Cozarinsky, 1969)9


Ficha técnica


Dirección, Hugo Santiago Muchnick
Producción , Hugo Santiago Muchnick
Guion , Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, Hugo Santiago Muchnick
Música , Aníbal Troilo

Reparto

Lautaro Murúa
Olga Zubarry
Juan Carlos Paz

País , Argentina
Año , 1969
Duración, 121 minutos


Fuente: www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos
http://es.wikipedia.org/wiki/Invasi%C3%B3n_%28pel%C3%ADcula_de_1969%29

jueves, 23 de junio de 2011

Vivencias del 25 Festival de Mar del Plata.

Augusto Tamayo, director de La Vigilia, película en Competencia Latinoamericana.


¿Podés presentarte?

Augusto Tamayo, director de cine peruano, además de escritor, licenciado en literatura y lingüística, profesor universitario con una maestría en escritura creativa y realizador de televisión.


PERFIL DEL AUTOR: AUGUSTO TAMAYO



¿Cuáles son las características particulares de tu filmografía?

Tengo 8 largometrajes realizados, varias telenovelas y series de televisión, 18
documentales y tengo publicados 6 libros sobre temática cinematográfica o audiovisual.

¿Cómo fue tu acercamiento al cine?

El acercamiento al cine se produjo siendo yo muy joven. Mi primer corto documental lo filmé en 1978, cuando tenía 24 años. Escribí algo, muy poco, de crítica y pasé a la realización rápidamente. Estudié cine en el National Film School de Londres a los 27 años. Desde entonces produzco, dirijo, guionizo, enseño y escribo sobre cine. Trabajo además -desde hace más de 30 años- en el gremio de cineastas del Perú.

¿Qué significa el cine para vos?

Mi profesión principal, lo que verdaderamente disfruto hacer y lo que me ha apasionado desde hace 35 años.





Augusto Tamayo estrena nueva película "La Vigilia", 14/09/2010


Regresa el reconocido director peruano de cine, Augusto Tamayo con una nueva producción “La Vigilia” película de suspenso protagonizada por el primer actor Gianfranco Brero y marca el debut en el pantalla grande de la actriz Stephanie Orúe, esta puesta cinematográfica llegará a los cines el próximo 28 de octubre.


"La Vigilia" es una película que narra la relación que se establece entre dos personajes totalmente disímiles que se conocen y conviven durante una única noche intensa en la Lima contemporánea: Edgardo Chocano (Gianfranco Brero), un intelectual peruano occidentalizado de clase alta y Jessica (Stephanie Orúe) una joven de barrio, violenta e instintiva, que busca esconderse del acoso de una pandilla de delincuentes que la persigue. El tema de fondo es la posibilidad de entendimiento de estos dos seres representativos de condiciones radicalmente opuestas.

Su director apuesta por el talento joven y a su vez por la experiencia de una trayectoria sólida en las artes de sus dos protagonistas para contar una historia con matices duros. "La Vigilia" se terminó de rodar a fines del mes de febrero del 2009 en una antigua casona ubicada en Santa Beatriz en el distrito de Lince y muestra el choque de dos clases sociales en la ficción y la perfecta conjunción de dos actores que por primera vez trabajan juntos guiados de la mano del experimentado Augusto Tamayo. "La vigilia", es la tercera película de la dupla Augusto Tamayo director y el primer actor Gianfranco Brero





Su estreno en nuestro país está programado para el jueves 28 de octubre en la principales salas de Lima, esta nueva producción del cine peruano ha tenido ya un importante pre-estreno el pasado miércoles 8 de septiembre en el Instituto Cervantes de la ciudad de Nueva York.


Fuente: Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2010, www.lavigilialapelicula.com

miércoles, 15 de junio de 2011

Nuestras estrellas: Jorge Salcedo, 1915-1988

Su nombre real y su fecha de nacimiento han producido varias discusiones; Pedro Codicinio Di Paola, Pedro Codicimo o Pedro Quiriquino (seguramente, este último producto de una pésima signografía –con pretensiones de traducción– para el “Chirichino” que alguien andaría pronunciando), dejan de tener importancia ante la resonancia que cualquiera que cargue sobre sus hombros algunos años, deberá sentir al escuchar el nombre: Jorge Salcedo.


Su inconfundible voz y su entonación única, llegaron durante mucho tiempo desde la radio junto a quien fuera su pareja en la vida real, Julia Sandoval. También lo acompañaron otras exquisitas actrices como Elcira Olivera Garcés y Nora Cullen; y con la eminente Luisa Vehil encabezó el elenco que en 1974 realizaba el radioteatro “La trampa” por LR4 Splendid.

Tiene en su haber cuarenta y ocho títulos, varios paradigmáticos, de nuestro cine nacional. Fue dirigido por los maestros más prestigiosos de su época, y su labor consagratoria fue el protagónico de "Apenas un delincuente", de Hugo Fregonese (1949), que incidió en el tipo de personajes que encarnó en su larga filmografía: hombres urbanos, recios y poco afectos a expresar sus emociones.


Trabajó (cuentan los historiadores) sin la acreditación necesaria en “Mi amor eres tú” de Manuel Romero y en “Los martes, orquídeas” de Francisco Mugica, ambas de 1941. Siguió realizando papeles de diferente presencia hasta la ya mencionada consagración de 1949, y a partir de esa labor fue convocado por los más célebres nombres de nuestra industria cinematográfica. Enrique Carreras, Fernando Ayala, Héctor Olivera, Leopoldo Torre Ríos, Leopodo Torre Nilsson, Lucas Demare, René Mugica, Luis César Amadori., Lautaro Murúa y José Martínez Suárez, entre otros, requirieron de sus servicios.

En su extensa filmografía se destacan títulos como “El Crack”, “Para vestir santos”, “Amalio Reyes, un hombre”, “Mi noche triste”, “Los viciosos”, “Hotel Alojamiento”, “El reñidero”, “los evadidos”, “Un guapo del 900” , “Los chantas” y la emblemática “Edad difícil”. Cualquier antología que intente retratar el cine argentino de la década del cincuenta en adelante, nunca podrá obviar el nombre de Jorge Salcedo. Pero, vale la pena insistir con el concepto, mucho menos podrá soslayarse el modelo de actor que Jorge Salcedo impuso con su presencia.





También se desempeñó en la televisión, recordándose el programa titulado “El Teatro de Jorge Salcedo”, que se emitió durante 1974 por el canal por entonces llamado “Teleonce”. En estas presentaciones, con libretos firmados por autores de la talla de Alberto Adellach, Andrés Lizarraga, Víctor Pronzatto y otros, el actor encarnaba semana a semana personajes que practicaban diferentes profesiones.

Esa entonación hipotónica, recia y –por demás– masculina, fue su marca registrada. Hasta algunos cómicos (como Mario Sapag, por ejemplo) practicaban remarcadas imitaciones para sus composiciones paródicas más festejadas acerca del mundo de aquellos viejos guapos que habitaban piringundines como “Lo de Hansen” o “La enramada”.

Jorge Salcedo nunca le esquivó el bulto al compromiso gremial, y fue presidente re–electo de nuestra Asociación Argentina de Actores.


Falleció en Buenos Aires el 12 de abril de 1988.



Filmografía


El diablo metió la pata (1980) dir. Carlos Rinaldi.
Los drogadictos (1979) dir. Enrique Carreras.
Los superagentes y el tesoro maldito (1978) dir. Adrián Quioga (Mario Sábato)
Los chantas (1975) dir. José A. Martínez Suárez.
Mi hijo Ceferino Namuncurá (1972) dir. Jorge Mobaied
Un guapo del 900 (1971) dir. Lautaro Murúa.
Los psexoanalizados o Los neuróticos (1971) dir. Héctor Olivera.
La buscona (1970) dir. Emilio Gómez Muriel.
El sátiro (1970) dir. Kurt Land.
Amalio Reyes, un hombre (1970) dir. Enrique Carreras.
Los hinchas o Pasión futbolera (1970) dir. Emilio Ariño.
Cautiva en la selva (1969) dir. Leo Fleider.
El andador (1967) dir. Enrique Carreras.
Cuando los hombres hablan de mujeres (1967) dir. Fernando Ayala.
El derecho de nacer (1966) dir. Tito Davison.
Hotel alojamiento (1966) dir. Fernando Ayala.
Ritmo nuevo y vieja ola (1965) dir. Enrique Carreras.
Los hipócritas (1965) dir. Enrique Carreras.
El reñidero (1965) dir. René Mugica.
Orden de matar (1965) dir. Román Viñoly Barreto.
Mujeres perdidas (1964) dir. Rubén W. Cavallotti.
Los evadidos (1964) dir. Enrique Carreras.
Un viaje al más allá (1963) dir. Enrique Carreras.
Los viciosos (1962) dir. Enrique Carreras.
Vacaciones en la Argentina (1960) dir. Guido Leoni.
El crack (1960) dir. José A. Martínez Suárez
La madrastra (1960) dir. Rodolfo Blasco.
El cerco (1959) (inédita) dir. Claude Boissol.
Edad difícil (1956) dir. Leopoldo Torres Ríos.
Para vestir santos (1955) dir. Leopoldo Torre Nilsson.
El barro humano (1955) dir. Luis César Amadori.
Rescate de sangre (1952) dir. Francisco Mugica.
Llévame contigo (1951) dir. Juan Sires.
Mi noche triste (1951) dir. Lucas Demare.
Edición extra (1949) dir. Luis José Moglia Barth.
La venenosa (1949) dir. Miguel Morayta.
Corrientes... calle de ensueños! (1949) dir. Román Viñoly Barreto.
Apenas un delincuente (1949) dir. Hugo Fregonese.
Don Juan Tenorio (1949) dir. Luis César Amadori.
Porteña de corazón (1948) dir. Manuel Romero.
El hombre que amé (1947) dir. Alberto de Zavalía.
La mujer más honesta del mundo (1947) dir. Leopoldo Torres Ríos.
Un atardecer de amor (1943) dir. Rogelio Geissmann.
La guerra la gano yo(1943) dir. Francisco Mugica.
El espejo (1943) dir. Francisco Mugica.
El pijama de Adán (1942) dir. Francisco Mugica.
Embrujo (1941) (no acreditado) dir. Enrique T. Susini.
Los martes, orquídeas (1941) (no acreditado) dir. Francisco Mugica.
Mi amor eres tú (1941) (no acreditado) dir. Manuel Romero.

Televisión

Avenida de mayo de 1063 (1963) serie.
Alias Buen Mozo (1966) serie
Alta comedia (1 episodio, Vanina Vanini 1972)




Fuentes: Asociación Argentina de Actores,
es.wikipedia.org/wiki/Jorge_Salcedo

miércoles, 8 de junio de 2011

La entrevista: Atilio Mentasti.

Atilio Mentasti, productor.

Lugar de la entrevista: oficinas de Argentina Sono Film
Fecha: 28 de agosto de 1973

Su padre, don Ángel Mentasti, fue el fundador de Argentina Sono Film. Podemos empezar recodándolo a él y a aquel momento.

Mi padre trabajaba de distribuidor para la empresa de películas alemanas de Francisco Reich. Un día, con bastante visión, decidió hacer cine nacional: la primera película contó con la dirección de Luis Moglia Barth, uno de los técnicos que más sabía de cine. Con limita iones se hizo “Tango”. Mi padre era un hombre hacía una película e invertía todo lo que tenía en la otra, vale decir, que pensaba en la evolución de la casa mediante la película; él murió cuando se terminó de hacer “Palermo”.





Moglia Barth tuvo papel fundamental en la integración inicial de Argentina Sono Film.

Sí, él fue importante porque era una de las pocas personas que conocía la técnica cinematográfica; estaba un poco más avanzado, en esa época, que Ferreyra o Cominetti. Después se fue quedando; éramos muy amigos, trabajábamos con sentido familiar; él sabía cómo había que hacer cine, ya que las limitaciones financieras eran muchas. Murió mi padre y, desgraciadamente, nosotros quedamos un poco huérfanos de elementos; no teníamos más que una película, creo que “Viento norte”. Antes de que se estrenara, vi que era una película de importancia con predominio de lo nacional y se la dediqué a mi padre: “A Ángel Mentasti, pionero del cine nacional parlante”, Yo entré a ASF cuando vi que era un negocio que podía evolucionar, y entré queriendo organizar esa parte que mi padre tenía un poco desorganizada; le quise llevar una especie de contabilidad. Lo primero que yo hice fue juntarme con mi hermano y buscar casa propia, local propio, la fábrica propia. Salí a recorrer y vi que se estaba levantando el hipódromo en San Isidro; pensé: “Esto le va a dar movimiento a la zona”. Compré a sesenta centavos el metro, después a uno veinte y después, hasta setenta pesos. Hoy son cuatro manzanas. Empezamos a levantar set a set sin nada, sin créditos; estábamos haciendo una película y teníamos cierto éxito; trabajamos con pagarés y rascando de donde se podía, siempre aumentando el patrimonio cinematográfico. Nosotros habíamos pensado en una industria con estudios propios, con elementos permanentes y con una continuidad de producción. Nunca fuimos productores de los que llaman “independientes”, vale decir, productores que hacer una película y esperan y esperan ver si conviene hacer otra, y desaparecen. El haber sido permanentes no sé si ha sido un mérito o una desgracia. Financieramente no ha sido un gran mérito porque los productores independientes generalmente han acertado con una película y han sacado un beneficio mucho mayor que nosotros, que haber tenido que mantener un estudio, dar trabajo a la gente, no parar nunca, pagar siempre; hasta nos vino la desgracia de un incendio que nos agarró con todo y nos dejó en blanco. Tuvimos que empezar de la nada.

¿Fue en el cuarenta y tres?

Sí. Fue en el cuarenta y tres, porque “Luisito” la tuvimos que hacer en un estudio de la calle Constitución, en EFA; no teníamos paredes, nada. Seguimos haciendo producción en estudios que fuimos alquilando; nos dieron una mano y empezamos a construir de nuevo.

¿Recibieron alguna ayuda oficial?

No. Teníamos seguros; seguros viejos; eran los años de la guerra; cuando llegó el momento de cobrar, creo que no eran ni doscientos mil pesos, y tuvimos que levantar cuatro sets que se habían quemado completamente. Seguimos haciendo cine: en Emelco, hicimos “Su hermana menor”, vale decir que nosotros seguimos la producción.


¿Qué les ha permitido mantenerse?

Primero, que hemos trabajado mucho. Creo que en mi vida he tomado una licencia; yo he viajado por Europa, mucho, pero a trabajar, a hacer negocios, a buscar combinaciones. Hemos tenido buenos éxitos; otros, discretos; otros, nada, pero la continuidad ha ido cubriendo uno con otro. Hemos ido formando un stock muy importante de películas. Yo soy el productor que más películas hizo en el mundo; tengo cerca de trescientas películas producidas y aquí no hay “productor asociado”- El que hace las películas soy yo, vale decir… el que las discute, el que las planea, las acepta o no las acepta; eso es ser el productor. Vale decir que ha habido un trabajo sin pausa. El cine da mucha publicidad, que yo nunca he deseado; para los artistas, la publicidad es la vida; yo, particularmente, he tratado de permanecer en un puesto administrativo pero las circunstancias… He sido presidente de la sociedad de productores desde su fundación; fui vicepresidente por cuatro periodos consecutivos de la FIAP, donde están todos los productores del mundo, he sido seis años presidente de la UCHA –la Unión Cinematográfica Hispano Argentina-; es decir, he tenido una actividad publicitaria o internacional que, lógicamente, ha llamado la atención. Yo he sido una de las víctimas del movimiento militar del cincuenta y cinco; nunca supe por qué me encontré de repente en una cárcel, yo, que nunca había entrado en una comisaría; la pasé bastante feo porque empezaron con incomunicaciones que duraron diez días. ¿Usted sabe lo que es estar diez días incomunicado? ¡Y en qué condiciones! Usted no sabe por qué está ni sabía si lo iban a fusilar… Uno de mis compañeros de celda era Gómez Morales. Yo le decía a la gente, a los “negros” que cuidaban: “Tengan cuidado, traten bien a la gente porqué de aquí va a salir un presidente de la República. Estaba también un cantor famoso, que cantaba todas las noches la “Marcha Peronista”. Yo le decía: “No cantes esto; canta el “Himno Nacional”… Pero él siempre fue así, uno de los que verdaderamente sentía el movimiento peronista; siempre fue derecho, en ese sentido.





Nosotros teníamos un mercado importante en Latinoamérica, que se perdió.

Hay que gastar miles de millones para hacer lo que hicieron los mejicanos: compraron cines en toda América Central, se fueron infiltrando a fuerza de dinero que el estado les proporcionaba; aquí eso no se puede. Hay un problema, se dice, teníamos el mercado y lo hemos perdido. Nosotros lo teníamos cuando teníamos el tango; el tango fue el puente más importante, llevado a través de Libertad Lamarque; el tango tuvo una difusión extraordinaria. Aquí el tango pasó de moda en el cine: era muy fácil hacer una película; se agarraba un tango –“Adiós, pampa mía”- y se hacía una película sin argumento; lo que interesaba era el tango que cantaba Castillo o quien fuera. Pero en la República Argentina ya la gente no lo iba a ver y nosotros no pudimos seguir haciendo ese tipo de películas que afuera tenía aceptación y nos hacía perder el mercado local. Este mercado es muy europeo, de ahí que no podíamos hacer películas que no gustaran en éste, que es el ochenta por ciento de la explotación, y que gustaran en el mercado centroamericano. No lo hemos perdido; en la Argentina, estamos a una distancia muy larga en cuestión de cultura, en cuestión de gustos que las demás naciones centroamericanas: eso es lo que nos hace ir hacia un cine más parecido al europeo.

Ya que usted menciona el gusto de público, ¿Cuáles son los elementos que tiene en cuenta en la elección del guión?

A veces, hay intuición; otras, se aprovecha bastante de los éxitos de la televisión, ya que la televisión es un elemento masivo de conocimiento del público, se crean actores, actores de moda… El reinado de Palito Ortega, que todavía sigue no sé si con la fuerza de antes, duró diez años… Diez años haciendo películas y fue el número uno; películas normales, decentes, de las que puede ver toda la familia.

¿Cuál es la función que debe cumplir el cine?

El cine es un espectáculo, tiene que estar con el público, no hay que darle la espalda al público, pero tampoco hay que abusar, porque para llevar a la gente tampoco hay que hacer un cine prostibulario; tener picardía, tener sexo… todo dentro de ciertos límites; no llegar a lo que yo he podido ver últimamente; yo las puedo ver y si tuviera veinte años menos iría en forma apasionada, pero ahora me gusta más bien un cine como el de “Estado de sitio”…

Más bien, de ideas.

Claro. Se puede hacer una película importante sobre lo que pasa en el país, pero quién se atreve a hacerla, a hacerla en serio, para juzgar severamente los acontecimientos. Mañana recibe usted una amenaza o le pegan un tiro por haber hecho una cosa que no gusta de un lado o no gusta del otro, y si no, sale un gobierno que le dice: “No. Esta película puede producir reacciones”.


Ustedes han estado siempre por un cine “apto para todo público”

¡Es lógico!

Mientras otros, por ejemplo Aries, hace “Los caballeros de la cama redonda”.

Déle gracias a eso que se han podido mantener. Ellos eran puristas, sobre todo Ayala, que hacía un cine muy bien hecho y no iba nadie a verlo. Ahora, el salto de una cosa así, a otra totalmente opuesta… ¡No! Hay un cine intermedio, un cine agradable; cuando yo estreno una película, me quedo siempre afuera a ver la salida de la gente y ver las reacciones: usted ve a la gente contenta, contenta de haber podido llevar a sus hijos al cine. Además, no hemos olvidado “el gran cine”. Yo fui el primero que trajo a Dolores del Río para hacer “Historia de una mala mujer” con Saslavsky, una película de gran lujo; traje a Arturo de Córdova para hacer “Dios se lo pague”; fueron las primeras combinaciones internacionales; traje también a Barden para hacer “Los inocentes”, que obtuvo el premio de la crítica en Berlín; traje a Berlanga, que hizo “Las pirañas”. Vale decir que yo he hecho un movimiento internacional con películas muy importantes en todo sentido. Son películas que se pueden hacer pero no con una continuidad, porque los directores extranjeros están acostumbrados a filmar de otra manera y se gastan veinte mil metros para hacer una película; para ellos, es nada, y aquí tenemos que hacer una película dentro de un plan, no digo en el sentido de que le pueda faltar película, pero no gastar de más.

Los problemas de producción a lo largo de la trayectoria de ASF, ¿han sido los mismos o han variado básicamente?

Yo veo mucho cine y le voy a decir una cosa: hay que seguir la corriente. Por ejemplo, los italianos tienen una característica que es notable: empezaron con las películas de cowboys; después esas películas de Hércules; dieron cualquier cantidad de dinero. Inician un ciclo hasta que lo agotan; los westerns los hacían exageradamente: en vez de cinco, mataban veinte de un tiro. Y a la gente le gustó, tuvieron éxito y se metieron luego a hacer la “comedia picaresca”, con los grandes actores que tienen; trataron de hacerlas con más atrevimiento cada vez, hasta llegar a películas como “La Betía”, que ya me pareció… Después vino la película policial “El pájaro de las plumas de cristal”, y toda esa serie que se hizo con mucho éxito. El cine, es un ciclo, es una bola redonda que empieza a dar vueltas y vuelve al principio; los mismos temas se van recorriendo a través del tiempo.

Tomando cuatro elementos –producción, dirección, argumento y actores- ¿Cuál es el que más se tiene en cuenta para un éxito comercial?

Cuando no se tiene un buen libro, un libro fuerte, tiene que defenderse con figuras. Ahora, con un buen libro… Yo me acuerdo de “Rosaura a la diez”, la de Soffici; yo me defendí con el libro; el libro fue tan importante que en Cannes le querían dar el primer premio pero, como allá hay arreglos, a los italianos les faltaba un premio, entonces, a nosotros nos hicieron a un lado. La delegada japonesa me vino a pedir disculpas; le dije: “¿Qué hacemos con las disculpas?”…

Usted hizo una película como “El secuestrador”

Yo me he adelantado muchas veces a la época; si en esta época se hubiera hecho “El secuestrador” hubiera sido un éxito tremendo; en aquélla fue un fracaso; un fracaso tan grande que recuerdo una anécdota: yo estaba en la boletería del cine Broadway, donde se estrenó, cuando salió un hombre todo enojado: “¿Donde está el director? ¿Dónde está el director?” Le digo: “El director no está, pero si usted quiere…” “Es para decirle que clase de película ha hecho, donde un chancho se come a un chico, no hay derecho. ¡Esto no es cine!” Y salió todo indignado. Fue una película que llamó la atención; como las primeras que hizo Torre Nilsson, las que hizo conmigo, “La casa del ángel”, “La caída”…. Fue uno de los ciclos más interesantes que tuvo y fueron películas que se vendieron en todo el mundo.


¿Tienen los productores en cuenta a la crítica?

La crítica mal intencionada, yo ni la leo. Yo sé que hay críticos que ya, de por sí, hacen una mala critica; entonces, ya ni me interesa, ni recibo los recortes, ni nada. Leo los tres o cuatro grandes diarios: “La Nación”, “La Prensa”, “La Razón”, y “Crónica”; los diarios populares, los que lee la gente. A esas revistas semanales generalmente no les gusta; son las películas difíciles las que les gustan. Yo no estoy para hacer películas que agraden a ciertos críticos, sino al público; ASF es una sociedad anónima y tenemos un gasto de cerca de treinta millones de pesos mensuales para mantenerla; dentro de este sistema, conviene hacer películas para todo público, que es el ochenta por ciento de nuestra producción. Yo no quiero quedar bien con la crítica especializada, o la alta critica. Yo agarro un libro, qué sé yo, de Cortázar, por ejemplo, y me pasa lo que le pasó a Antín, que hizo dos o tres de Cortázar y no fue nadie a verlas. A Cortázar lo conocemos nosotros, pero vaya por la calle Lavalle y diga: “Es una película de Cortázar…” y todos se van a ver la última de Lando Buzzanca.

A ustedes, la televisión no los ha perjudicado demasiado.

La televisión, poco a poco, ha ido perdiendo vigencia. A nosotros nos ha proporcionado mucha gente para aprovechar la publicidad con que cuentan.

Es algo semejante a lo que pasaba en los primeros tiempos con la radio.

No. Nosotros, en aquella época, hemos sacado más gente del teatro que de otros medios.

Usted descubrió, después de un fracaso, a Luis Saslavsky.

Como director, Saslavsky empezó a dirigir películas con aficionados, películas bien hechas, pero los aficionados eran tan malos que la gente se reía. Las películas que quería dramáticas, le salían cómicas. Un día vi una película suya en el Monumental. Yo estaba en la platea y la gente silbó y pateó de tal manera que daba miedo; pero yo veía que estaba bien hecha. Lo llamé a la mañana siguiente: “Señor Saslavsky, soy Fulano. A mí la película me pareció muy buena; lo que me pareció malo son los intérpretes; usted está perdiendo el tiempo, y yo le puedo dar una oportunidad: tiene que combinar el sentido comercial con el artístico. Usted tiene un gran sentido artístico y ningún sentido comercial”. Así fue que le di para hacer aquella película con Libertad Lamarque, “Puerta cerrada” que fue un éxito mundial. Una de mis ideas fue siempre mezclar lo artístico con lo comercial.

Luis César Amadori estaba ligado a la empresa desde los tiempos de su padre. Fue uno de los grandes pilares comerciales de ASF.

Sí, empezó con “Puerto nuevo”, que dirigieron él y Soffici. Allí, Soffici ponía la dirección técnica y Amadori la argumental; era un hombre muy capaz para eso; conocía mucho el “espectáculo”, al igual que Manuel Romero. Después hizo “Maestro levita” y encaró una serie de éxitos hasta que entró en la cosa sentimental…

Los actores no profesionales no han entrado en su gestión empresarial.

No. No se podía, salvo que fuera algún actor no profesional y demostrara que podría ser actor, pero generalmente nos nutríamos de los teatros; por eso, casi siempre filmábamos de noche, como antes los teatros hacían matinée, vermouth y noche; a Pepe Arias había que ir a esperarlo después de la función. Cuando hizo “Tango”, primero se hacía dar le dinero, después llegaba y no se quería vestir de etiqueta: se ponía nada más que el saco y la corbata; los pantalones no se los quería poner. Moglia Barth, con su capacidad, se las tenía que arreglar para tomarle nada más que la parte de arriba.


¿Cuál ha sido el realizador más trabajoso para ustedes?

Tinayre. Un hombre muy complicado. Es muy buen director, pero complicado. Los hechos están a la vista: la última película que hizo con Sandrini, “Kuma Ching, sin productor profesional, fue un desastre –desastre, no como película, sino como producción- porque no se puede hacer una película con un presupuesto que no se puede cubrir.

¿Acepta opiniones ajenas?

A mí me gusta discutir: yo lo convenzo a usted o usted me convence a mí y, en el último caso, la razón la tendrá usted… pero trate de convencerme. Siempre me he llevado bien en ese sentido, porque la discusión hace la luz… o algo aproximado. Lo malo es agarrar un libro, no leerlo y dejar que se haga todo. Más vale prevenir que luego cortar y deshacer la película.

Usted debe participar activamente en la ejecución de cada película.

Sí, sí. Yo tengo el libro, lo leo, lo leemos con el director, vemos todas las marcas y le digo lo que acabo de decir antes. Generalmente, la gente me escucha porque sabe que tengo criterio.

Se atribuye a Moglia Barth, en tiempos de “Tango”, la idea de tener una película realizada y dos en ejecución para cubrir la pérdida que cualquiera de ellas pudiera acarrear.

No, él no podía tener esa idea porque no había capital suficiente; yo lo puedo decir: mi padre era un hombre al que le entraba el dinero por acá y le salía por este otro lado. La segunda película se hacía después de hacer la primera y según cómo iba la primera. Nosotros hicimos más producción porque empezamos a tener la casa propia, el estudio propio, que era muy importante, porque no se podía seguir filmando en SIDE o en los gallineros aquellos que había… ASF tiene una propiedad que asegura una buena producción; una buena producción la dan los buenos elementos técnicos que tenemos, el buen estudio, la gente capacitada. Nosotros, con Gori Muñoz hemos estado trabajando cerca de diez años; Gori Muñoz, el escenógrafo, es una eminencia no sólo acá sino en Europa, como pintor y como decorador.

Se supone que habrá algún productor extranjero a quien usted admirará.

Yo admiro a los italianos, porque allá son productores y directores. Por ejemplo, Zeffirelli; su “Hermano sol, hermana luna” tiene una poesía tremenda, tiene esas cosas que a uno le hacen ver qué bonito y que lindo es esto de la producción, sin recurrir a ningún golpe bajo; también Visconti: todas las películas suyas que he visto son extraordinarias, fuera de serie.

La referencia es más bien a un “productor”.

Productor… Carlo Ponti porque tiene la mujer, Sofía Loren. Es el Armando Bo de Italia. Ellos lograron grandes capitales, que les vienen de una gran estrella que le ha permitido una gran evolución. En los grandes países, los productores son todos independientes; de repente, hacen una película, eligen a Fulano para dirigirla y es todo muy fácil: agrupan capitales y hacen la película. Luego, uno dice: “¡Que gran productor este señor!”. El que hizo “Doctor Zhivago” es un gran productor, pero antes de hacer la siguiente película, pasaron dos o tres años. Es el tiempo que ellos necesitan para preparar otra; pero tener una fábrica como la que tenemos nosotros… ¿Sabe alguien lo qué es hacer ocho películas por año? Ocho estrenos. Ocho angustias tremendas. Uno trabaja para tener éxito y cuando no se tiene… Es muy difícil; esto es un negocio… ¡apasionante!, pero estamos en la cuerda floja.

No hace mucho, un director de la “Generación del sesenta” dijo que usted lo había llamado y le ofreció hacer una comedia musical, que él no aceptó.

Sí, sí; lo voy a decir: era David Kohon. Con el señor Kohon pasó una cosa muy especial: yo vi “Tres veces Ana” y me gustó muchísimo; lo llamé y le dije que me gustaría hacer una película con él. Vino un día y me entregó una hoja escrita donde decía: “El argumento y los artistas los elijo yo; las tomas las tengo que ver yo, exclusivamente”. Yo, al final, le dije: “Y para qué me necesita a mí”, y se lo devolví. Pasó un par de años y me vino a ver: “Mire señor Mentasti quisiera hacer una película”. Vale decir, que tocó todas las puertas necesarias y vino acá; yo lo estimaba, no tenía ningún problema con él: “¿Qué es lo que quiere? ¿Quiere un éxito comercial? Yo le voy a dar un éxito comercial”. Se llamaba “La cigarra está que arde”, que luego hizo Demare, y que fue un gran suceso. “Si lo que quiere es hacer una de esas películas que usted hace, yo no se la voy a dar, porque sé que será una buena película pero no va a caminar”. Entonces hizo “Breve cielo”, fuera de Sono. Si él tiene buena memoria, se debe acordar de que vino con esta película y yo se la hice pasar por donde pudieran, porque nadie se la quería estrenar. Primero, fui al Instituto Nacional de Cinematografía y hablé con todos los “genios” que había allí. No quisieron saber nada, pero sí le gustó al Agregado Cultural de la Unión Soviética y, siempre siguiendo mis indicaciones, la mandaron, por la vía diplomática, a Rusia. La pusieron en las secciones del Festival, oficialmente, sin representar a la Argentina, ya que, aquí, seguían insistiendo en cualquier cosa, no querían saber nada. “Breve cielo” saca el premio que sacó una película argentina en el mundo, el premio a “la mejor actriz” (estaban Sofía Loren y todas las demás estrellas) que fue Ana María Picchio. Y eso me lo debe a mí. Me acuerdo siempre, el asunto de Kohon fue gracioso; le dije: “Dígame usted ¿para qué me necesita? ¿Para que ponga dinero? No. Yo no soy capitalista, soy productor, que es la diferencia”. Capitalista son los Hurovich, que hicieron “Juan Moreira” y se salvaron porque Dios es grande.


Compañía Productora - filmografía

1.Los superagentes, nueva generación (2008)
2.Brigada explosiva: Misión pirata (2008)
3.Incorregibles (2007)
4.Bañeros III, todopoderosos (2006)
5.Papá se volvió loco (2005)
6.El séptimo arcángel (2003)
7.Un día en el paraíso (2003)
8.Apasionados (2002)
9.La soledad era esto (2002)
10.Rodrigo, la película (2001)
11.Papá es un ídolo (2000)
12.Esa maldita costilla (1999)
13.La venganza (1999)
14.Tango (1998)
15.Un argentino en New York (1998)
16.La furia (1997)
17.Las cosas del querer: Segunda parte (1995)
18.Siempre es difícil volver a casa (1992)
19.Extermineitors IV: Como hermanos gemelos (1992)
20.Extermineitors III: La gran pelea final (1991)
21.Ya no hay hombres (1991)
22.Extermineitors II: La venganza del dragón (1990)
23.Los extermineitors (1989)
24.Bañeros II, la playa loca (1989)
25.Kindergarten (1989)
26.Las locuras del extraterrestre (1988)
27.Las puertitas del señor López (1988)
28.Los pilotos más locos del mundo (1988)
29.Johnny Tolengo, el majestuoso (1987)
30.Los matamonstruos en la mansion del terror (1987)
31.El manosanta está cargado (1987)
32.Las esclavas (1987)
33.Los bañeros más locos del mundo (1987)
34.Las colegialas (1986)
35.Brigada explosiva contra los ninjas (1986)
36.Brigada explosiva (1986)
37.Los superagentes contra todos (1980)
38.La noche viene movida (1980)
39.Las muñecas que hacen pum (1979)
40.Amigos para la aventura (1978)
41.Los chiflados dan el golpe (1975)
42.No hay que aflojarle a la vida (1975)
43.Yo tengo fe (1974)
44.Los padrinos (1973)
45.Aquellos años locos (1971)
46.La valija (1971)
47.Vamos a soñar por el amor (1971)
48.Amalio Reyes, un hombre (1970)
49.Los muchachos de mi barrio (1970)
50.¡Viva la vida! (1969)
51.¡Qué noche de casamiento! (1969)
52.Somos novios (1969)
53.Los muchachos de antes no usaban gomina (1969)
54.Este cura (1968)
55.Humo de Marihuana (1968)
56.Digan lo que digan (1968)
57.Matrimonio a la argentina (1968)
58.Un muchacho como yo (1968)
59.Amor en el aire (1967)
60.La boutique (1967)
61.El andador (1967)
62.Ya tiene comisario el pueblo (1967)
63.El hombre invisible ataca (1967)
64.La muchachada de a bordo (1967)
65.La cigarra está que arde (1967)
66.¿Quiere casarse conmigo? (1967)
67.Una ventana al éxito (1966)
68.Del brazo y por la calle (1966)
69.La pérgola de las flores (1965)
70.Los viciosos (1964)
71.Las mujeres los prefieren tontos (1964)
72.Cleopatra era Cándida (1964)
73.Alias Flequillo (1963)
74.Millonario por un día (1963)
75.Bajo un mismo rostro (1962)
76.El hombre de la esquina rosada (1962)
77.El rufián (1962)
78.A hierro muere (1962)
79.Rebelde con causa (1961)
80.El centroforward murió al amanecer (1961)
81.La sed (1961)
82.Amorina (1961)
83.Obras maestras del terror (1960)
84.Luna Park (1960)
85.Todo el año es Navidad (1960)
86.Gringalet (1959)
87.De los Apeninos a los Andes (1959)
88.Zafra (1959)
89.La caída (1959)
90.Amor se dice cantando (1959)
91.El dinero de Dios (1959)
92.El secuestrador (1958)
93.Procesado 1040 (1958)
94.Socios para la aventura (1958)
95.La hermosa mentira (1958)
96.Rosaura a las 10 (1958)
97.Detrás de un largo muro (1958)
98.En la ardiente oscuridad (1958)
99.La casa del ángel (1957)
100.Que me toquen las golondrinas (1957)
101.Las campanas de Teresa (1957)
102.Novia para dos (1956)
103.Más allá del olvido (1956)
104.Catita es una dama (1956)
105.Graciela (1956)
106.Alejandra (1956)
107.Amor a primera vista (1956)
108.África ríe (1956)
109.Para vestir santos (1955)
110.Los hermanos corsos (1955)
111.Chico Viola Não Morreu (1955)
112.Vida nocturna (1955)
113.Veraneo en Mar del Plata (1954)
114.Caídos en el infierno (1954)
115.El castigo de los mares del sur (1954)
116.Tormenta de odios (1954)
117.La calle del pecado (1954)
118.El conde de Montecristo (1954)
119.La mujer de las camelias (1954)
120.El vampiro negro (1953)
121.Armiño negro (1953)
122.Los sobrinos del Zorro (1952)
123.El túnel (1952)
124.Especialista en señoras (1951/I)
125.Lo que fue de la Dolores (1951)
126.El hincha (1951)
127.Native Son (1951)
128.El extraño caso del hombre y la bestia (1951)
129.La indeseable (1951)
130.La orquídea (1951)
131.Pasaporte a Río (1950)
132.El Zorro pierde el pelo (1950)
133.Nacha Regules (1950)
134.La vendedora de fantasías (1950)
135.Toscanito y los detectives (1950)
136.Almafuerte (1949)
137.Alma de bohemio (1949)
138.La doctora quiere tangos (1949)
139.Mujeres que bailan (1949)
140.Don Juan Tenorio (1949)
141.Una noche en el Ta-Ba-Rín (1949)
142.La rubia Mireya (1948)
143.Historia de una mala mujer (1948)
144.Porteña de corazón (1948)
145.Dios se lo pague (1948)
146.Tango vuelve a París (1948)
147.Navidad de los pobres (1947)
148.Una mujer sin cabeza (1947)
149.Albéniz (1947)
150.Adiós pampa mía (1946)
151.Los majos de Cádiz (1946)
152.Cristina (1946)
153.Celos (1946)
154.Santa Cándida (1945)
155.Madame Sans-Gêne (1945)
156.Cinco besos (1945)
157.Dos ángeles y un pecador (1945)
158.24 horas en la vida de una mujer (1944)
159.Carmen (1943)
160.Valle negro (1943)
161.Una mujer con pantalones (1943)
162.Cándida, la mujer del año (1943)
163.Los ojos más lindos del mundo (1943)
164.Su hermana menor (1943)
165.Un nuevo amanecer (1942)
166.La mentirosa (1942)
167.Vacaciones en el otro mundo (1942)
168.Yo conocí a esa mujer (1942)
169.Bajó un ángel del cielo (1942)
170.El camino de las llamas (1942)
171.El tercer beso (1942)
172.Fantasmas en Buenos Aires (1942)
173.Soñar no cuesta nada (1941)
174.Orquesta de señoritas (1941)
175.Historia de una noche (1941)
176.La canción de los barrios (1941)
177.Napoleón (1941)
178.Al toque de clarín (1941)
179.Boína blanca (1941)
180.El hermano José (1941)
181.La casa de los cuervos (1941)
182.Una vez en la vida (1941)
183.Confesión (1940)
184.Huella (1940)
185.Cita en la frontera (1940)
186.Con el dedo en el gatillo (1940)
187.Dama de compañía (1940)
188.El haragán de la familia (1940)
189....Y mañana serán hombres (1939)
190.Caminito de Gloria (1939)
191.Una mujer de la calle (1939)
192.El loco Serenata (1939)
193.El matrero (1939)
194.La vida de Carlos Gardel (1939)
195.Doce mujeres (1939)
196.Puerta cerrada (1939)
197.El viejo doctor (1939)
198.Madreselva (1938)
199.Senderos de fe (1938)
200.Kilómetro 111 (1938)
201.Con las alas rotas (1938)
202.El último encuentro (1938)
203.Maestro Ciruela (1938)
204.Melodías porteñas (1937)
205.Viento norte (1937)
206.¡Segundos afuera! (1937)
207.Palermo (1937)
208.Melgarejo (1937)
209.Cadetes de San Martín (1937)
210.El pobre Pérez (1937)
211.Amalia (1936)
212.Loco lindo (1936)
213.Puerto nuevo (1936)
214.Goal (1936)
215.Monte Criollo (1935)
216.El alma de bandoneón (1935)
217.Riachuelo (1934)
218.Dancing (1933)
219.¡Tango! (1933)



Distribuidor - filmografía

1.Los superagentes, nueva generación (2008) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
2.Incorregibles (2007) ... Distribuidor (Argentina) (todos los medios de comunicación), Distribuidor (Argentina) (video)
3.Bañeros III, todopoderosos (2006) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
4.Papá se volvió loco (2005) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
5.Rodrigo, la película (2001) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
6.Un argentino en New York (1998) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
7.Las cosas del querer: Segunda parte (1995) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
8.Siempre es difícil volver a casa (1992) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
9.Extermineitors IV: Como hermanos gemelos (1992) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
10.Extermineitors III: La gran pelea final (1991) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
11.Ya no hay hombres (1991) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
12.Extermineitors II: La venganza del dragón (1990) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
13.Los extermineitors (1989) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
14.Bañeros II, la playa loca (1989) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
15.Las locuras del extraterrestre (1988) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
16.Las puertitas del señor López (1988) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
17.Los pilotos más locos del mundo (1988) ... Distribuidor (Argentina)
18.Los matamonstruos en la mansion del terror (1987) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
19.El manosanta está cargado (1987) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
20.Las esclavas (1987) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
21.Los bañeros más locos del mundo (1987) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
22.Brigada explosiva contra los ninjas (1986) ... Distribuidor (Argentina)
23.Brigada explosiva (1986) ... Distribuidor (Argentina)
24.Adiós, Roberto (1985) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
25.Mire qué lindo es mi país (1981) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
26.Los superagentes contra todos (1980) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
27.La mamá de la novia (1978) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
28.Yo tengo fe (1974) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
29.El veraneo de los Campanelli (1971) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
30.La valija (1971) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
31.Vamos a soñar por el amor (1971) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
32.Los herederos (1970) ... Distribuidor (mundial) (teatral)
33.Amalio Reyes, un hombre (1970) ... Distribuidor
34.Los muchachos de mi barrio (1970) ... Distribuidor
35.¡Viva la vida! (1969) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
36.Su primer encuentro (1969) ... Distribuidor
37.El novicio rebelde (1968) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
38.Este cura (1968) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
39.Humo de Marihuana (1968) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
40.Destino para dos (1968) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
41.Un muchacho como yo (1968) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
42.Coche cama alojamiento (1968) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
43.En la selva no hay estrellas (1967) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
44.Ya tiene comisario el pueblo (1967) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
45.La cigarra está que arde (1967) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
46.Una ventana al éxito (1966) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
47.Del brazo y por la calle (1966) ... Distribuidor
48.Escala musical (1966) ... Distribuidor
49.Canuto Cañete, detective privado (1965) ... Distribuidor
50.Fiebre de primavera (1965) ... Distribuidor
51.Cleopatra era Cándida (1964) ... Distribuidor
52.Alias Flequillo (1963) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
53.El hombre de la esquina rosada (1962) ... Distribuidor Argentina) (teatral)
54.El último piso (1962) ... Distribuidor
55.A hierro muere (1962) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
56.Rebelde con causa (1961) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
57.El centroforward murió al amanecer (1961) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
58.Don Frutos Gómez (1961) ... Distribuidor
59.La sed (1961) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
60.Amorina (1961) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
61.Los acusados (1960) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
62.De los Apeninos a los Andes (1959) ... Distribuidor (Argentina)
63.Zafra (1959) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
64.La caída (1959) ... Distribuidor (Argentina)
65.El secuestrador (1958) ... Distribuidor
66.La casa del ángel (1957) ... Distribuidor (Argentina)
67.Que me toquen las golondrinas (1957) ... Distribuidor
68.Más allá del olvido (1956) ... Distribuidor
69.Graciela (1956) ... Distribuidor (Argentina)
70.Alejandra (1956) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
71.África ríe (1956) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
72.Para vestir santos (1955) ... Distribuidor
73.Veraneo en Mar del Plata (1954) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
74.Tormenta de odios (1954) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
75.La calle del pecado (1954) ... Distribuidor
76.El vampiro negro (1953) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
77.Native Son (1951) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
78.El Zorro pierde el pelo (1950) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
79.La vendedora de fantasías (1950) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
80.Almafuerte (1949) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
81.Alma de bohemio (1949) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
82.La doctora quiere tangos (1949) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
83.Don Juan Tenorio (1949) ... Distribuidor
84.La rubia Mireya (1948) ... Distribuidor
85.Dios se lo pague (1948) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
86.Tango vuelve a París (1948) ... Distribuidor
87.Albéniz (1947) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
88.Adiós pampa mía (1946) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
89.Santa Cándida (1945) ... Distribuidor
90.24 horas en la vida de una mujer (1944) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
91.Valle negro (1943) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
92.Vacaciones en el otro mundo (1942) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
93.Yo conocí a esa mujer (1942) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
94.El camino de las llamas (1942) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
95.Cita en la frontera (1940) ... Distribuidor
96.Con el dedo en el gatillo (1940) ... Distribuidor
97.Alas de mi patria (1940) ... Distribuidor Argentina) (teatral)
98....Y mañana serán hombres (1939) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
99.Caminito de Gloria (1939) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
100.Una mujer de la calle (1939) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
101.El loco Serenata (1939) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
102.El matrero (1939) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
103.La vida de Carlos Gardel (1939) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
104.Doce mujeres (1939) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
105.Puerta cerrada (1939) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
106.El viejo doctor (1939) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
107.Madreselva (1938) ... Distribuidor Argentina) (teatral)
108.Senderos de fe (1938) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
109.Kilómetro 111 (1938) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
110.Con las alas rotas (1938) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
111.El último encuentro (1938) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
112.Maestro Ciruela (1938) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
113.La vuelta al nido (1938) ... Distribuidor
114.Melodías porteñas (1937) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
115.Viento norte (1937) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
116.¡Segundos afuera! (1937) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
117.Palermo (1937) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
118.Melgarejo (1937) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
119.Cadetes de San Martín (1937) ... Distribuidor Argentina) (teatral)
120.El pobre Pérez (1937) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
121.Amalia (1936) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
122.Loco lindo (1936) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
123.Puerto nuevo (1936) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
124.Monte Criollo (1935) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
125.El alma de bandoneón (1935) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
126.Riachuelo (1934) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)
127.Dancing (1933) ... Distribuidor (Argentina) (teatral)



Compañia misceláneas - filmografía

1.Antigua vida mía (2001) ... grip
2.Este cura (1968) ... Estudio (como Argentina Sono Film - Buenos Aires)
3.Juan Globo (1949) ... Estudio (como Argentina Sono Film - Buenos Aires)



Fuentes: Reportaje al cine Argentino, los pioneros del sonoro,por Mariano Calistro, Oscar Cetrángolo, Claudio España, Andrés Insaurralde, Carlos Landini.
Anesa, Editorial Abril, 1978.

IMDb.com, Inc.

lunes, 6 de junio de 2011

Bafici 2011, tercera parte.

Un hombre de treinta y pocos emprende un viaje hacia el sur de España. Intenta seguir un recorrido que su abuelo, ya muerto, realizó en los años cuarenta, luego de la guerra civil que impuso a la dictadura franquista. Un camino mítico y misterioso, quizá improbable, acaso una leyenda. A diferencia de su primera película, El brau blau (2008), en la que no había diálogos, en La vida sublime (2010) Daniel Villamediana le otorga a la palabra, al relato oral, una importancia fundamental, que en algún punto la emparenta con Historias extraordinarias (2008). Un personaje dice que Sevilla, y no Jerusalem, es la auténtica ciudad santa; otro divaga sobre el anarquismo ("fue el cáncer de los republicanos", sentencia); el protagonista relata una antigua carta sobre una épica pelea de su abuelo y termina lanzando golpes al aire en soledad. Casi una apología de la ficción con forma de documental. En el final del camino el hombre de treinta y pocos habrá derribado un mito para volver a edificarlo [1].





Otro viaje, también por territorios ibéricos, es el que realizan los dos fantasmas de Finisterrae (2010). Sí, fantasmas, y en su apariencia más primitiva, infantil: una sábana blanca con dos agujeros como ojos. Luego de consultar al Oráculo salen a transitar el Camino de Santiago detrás de un deseo: alcanzar una vida, efímera pero real, en el mundo de los vivos. El recorrido, con un solo caballo como transporte y una manga de viento (anemoscopio, explica Wikipedia) como problemático GPS, es por demás delirante, por momentos desconcertante y hasta excesivo, con imágenes tan bellas como poderosas y los mitos griegos -cuándo no- como referencia más o menos difusa. Imposible además no pensar en los reyes magos de Albert Serra [2]. Pero en el final Sergio Caballero abandona la contemplación para transformar su fantasmal road movie en una suerte de fábula clásica. Es, hasta ahora, la sorpresa más agradable del festival.


También en la vieja Europa comienza el tercer recorrido, último de este post. Luego de un comienzo francamente espantoso, en el que se recrea de mala manera una carrera de caballos, la película se pone aún peor con la aparición de un hombre con un casco símil Power Rangers. Y cuando los títulos iniciales aventuran un desastre sin contemplaciones ocurre el milagro: Separado! (2010) cambia el registro y se transforma en un documental muy interesante en el que el extravagante músico galés Gruff Rhys sale en búsqueda de René Griffiths, un cantante de los setenta que, con poncho, guitarra y de a caballo, interpretaba un folclore bien argentino pero en galés. Todo indica que Griffiths vive en Chubut, donde los galeses se asentaron hace más de un siglo. Pero la búsqueda sirve de excusa para que la mirada curiosa de Rhys indague en múltiples cuestiones: la Conquista del Desierto (sin esquivar el rol de la comunidad galesa), la masacre de Trelew, la minería a cielo abierto y una larga lista de etcéteras. Aunque por momentos falta rigurosidad, la película termina siendo otra grata sorpresa.

[1] Es interesante leer la furibunda (como no podía ser de otra manera) discusión que se armó hace unos meses en La lectora provisoria, de la que participó hasta el propio director. Y también la crítica de Cristina Álvarez López en el sitio Transit.
[2] La gestación de la película fue bastante poco convencional. Y parece que su distribución en festivales generó el enojo del director de El cant dels ocells, según contó el crítico español Jaime Pena.


Fuente: Cinematófilos.

viernes, 3 de junio de 2011

Retrospectiva Saul Bass

Biografía – Saul Bass

por juanoh

Saul Bass fue un reconocido diseñador gráfico estadounidense, mejor conocido por su trabajo en la industria cinematográfica y en el diseño de algunas de las identidades corporativas más importantes de Estados Unidos.


Saul Bass nació en el Bronx, en 1920. Desde pequeño fue muy creativo y pasaba muchas horas del día dibujando. Bass estudió en el estudio de Artes League en New York y después en el Colegio de Brooklyn, cuyo maestro era Gyorgy Kepes, un diseñador gráfico húngaro quien había trabajado con László Moholy-Nagy en Berlín antes de emigrar a los Estados Unidos.Kepes fue el que introdujo a Saul Bass al estilo Bauhaus de Moholy y al Constructivismo ruso.

Después de estar trabajando en varios despachos de diseño en New York, Bass trabajó de forma independiente como diseñador gráfico (o “artista comercial” como comúnmente se les llamaba). Bass decidió mudarse a “Los Angeles” en 1946, debido a que en Nueva York estaba teniendo muchos impedimentos para desarrollarse creativamente. Abrió su propio estudio en 1950, dedicado principalmente a la publicidad hasta que Preminger lo invitó a diseñar el póster para su película en 1954, Carmen Jones. A éste le impresionó mucho el trabajo de Bass y le pidió que diseñara la secuencia del título de la película también. Luego siguió el diseño de títulos de las películas The Big Knife de Robert Aldrich y The Seven Year Itch( La Tentación Vive Arriba) de Billy Wilder. Pero fue en el siguiente proyecto de Preminger, The Man with the Golden Arm (El Hombre del Brazo de Oro), en donde Bass se reveló como un maestro del diseño de títulos de crédito de películas.





Bass siguió su camino en el mundo del diseño en el cine. Martin Scorsese lo reconocía ampliamente. Colaboró con Alfred Hitchcock y hasta fue participante en la famosa película Psycho durante la escena de la ducha, de la cual se dice que él fue el responsable del Story board, aunque Hitchcock nunca lo reconoció. Junto con su segunda esposa, Elaine, diseñó títulos para otros directores. Luego dirigió varios cortometrajes, como The Searching Eye (1964), From Here to There (1964) y Why Man Creates (1968) con el cual ganó un Óscar. Finalmente realizó una película como director en 1974, llamada Phase IV.

Después regresó al diseño gráfico comercial. Entre los más exitosos incluye los emblemas de AT&T, United Airlines, Minolta, Bell, y Warner Communications. Diseñó también el póster para los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984. Hasta el final de su vida siguió colaborando con su ídolo Martin Scorsese en Goodfellas, Cape Fear (El Cabo del Miedo), The Age of Innocence (La Edad de la Inocencia) y Casino en los 90′s.

Titulos de films

Carmen Jones (1954)
The Big Knife (1955)
El hombre del revolver de oro (1955)
The Seven Year Itch (1955)
La vuelta al mundo en 80 dias (1956)
Storm Center (1956)
Bonjour Tristesse (1958)
Vertigo (1958)
Anatomia de un asesinato (1958)
The Big Country (1958)
Intriga internacional (1959)
Psicosis (1960)
Espartaco (1960)
Exodo (1960)
Advise and Consent (1960)
Ocean's Eleven (1960)
Amor sin barreras (1961)
Walk on the Wild Side (1962)
The Victors (1963)
Nine Hours to Rama (1963)
El mundo esta loco, loco, loco (1963)
El cardenal (1963)
In Harm's Way (1965)
Bunny Lake Is Missing (1965)
Grand Prix (1966)
Seconds (1966)
Broadcast News (1987)
Big (1988)
La guerra de los Roses (1989)
Buenos muchachos (1990)
Cabo de miedo (1991)
Doctor Hollywood (1991)
La edad de la inocencia (1993)

Posters de films

1950

Carmen Jones (1954)
El hombre del revolver de oro (1955)
Edge of the City (1956)
Storm Center (1956)
Love in the Afternoon (1957)
Saint Joan (1957)
Bonjour Tristesse (1958)
Vertigo (1958)
Anatomia de un asesinato (1959)
Intriga internacional (1959)

1960

Psicosis (1960)
Exodo (1960)
The Magnificent Seven (design not used) (1960)
One, Two, Three (1961)
Amor sin barreras (1961)
Advise & Consent (1962)
El cardenal (1963)
In Harm's Way (1964)
Bunny Lake is Missing (1965)
The Firemen's Ball (1967)
The Two of Us (1967)
Why Man Creates (1968)

1970

Such Good Friends (1971)
Rosebud (1975)
Bass on Titles (1977)
Brothers (1977)
Notes on the Popular Arts (1977)
El factor humano (1979)
The Double McGuffin (1979)

1980

El resplandor (1980)
Very Happy Alexander (1980)
The Solar Film (1981)


Fuente: Rockin Robin.